Política
Regresan los operativos barriales

VIDEO | Tras deshacerse de los "rebeldes" y "libertarios": vuelve el uso político del personal de Salud

El personal del Hospital Central fue avisado que regresan los operativos barriales, a salir a militar el Modelo Formoseño.

Luego que el Gobierno de Gildo Insfrán no les renovara más el contrato a más de de una decena de enfermeros y médicos, personal de Salud de distintos efectores de la ciudad, acusados de ser “libertarios”, o que no apoyaron lo suficiente al gobernador, comenzó la campaña para la utilización, con los “leales”, que conservaron sus puestos porque han hecho las cosas bien: seguir las órdenes del mandamás.

En las últimas horas, una fuente vinculada al sector de la salud acercó a NOVA un comunicado que está circulando entre el personal del Hospital Central de Formosa, directamente desde la Dirección de ese nosocomio.

“Estimados compañeros de trabajo. A partir de la semana próxima vuelven los operativos Barriales. Se realizarán miércoles y viernes. Es necesario que todos los servicios y todas las especialidades colaboren. Podemos armar un cronograma que sea favorable para todos y de esa manera cada uno podrá concurrir cada varios días o semanas. Quiero que recuerden lo que se habló en la última reunión que hicimos donde les explicamos lo de las guardias y los horarios. Cada uno tiene 2 horas por día que no es necesario que cumplan en el hospital pero que quedan reservadas para actividades extramuros. Por lo tanto espero que cada especialidad se organice en forma autónoma sin que tenga que intervenir la Dirección para señalar quién debe ir y quién no”, reza el comunicado que llegó vía SMS o Whatsapp a todo el personal de blanco y esencial.

Recordemos que a principios de este año, desde el Gobierno se dio de baja a muchos trabajadores de la salud, de los cuales, incluso, había gente que llevaba más de 20 años, otros que fueron fundamentales en sus labores durante la pandemia, y que, repentinamente, no se les renovó más el contrato.

Fueron impedidos de ingresar a su lugar de trabajo y tratados como delincuentes, usando a la Policía para no permitir su acceso a los hospitales donde se desempeñaban.

Curiosamente, esos puestos enseguida fueron ocupados por “allegados” y gente que estaba “lista para entrar”, militantes que hicieron los deberes y fueron premiados.

Lectores: 221

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: