Política
El elegido de Insfrán

Una más de Fernández Patri: de las roscas de Pascua a ser "el jardinero"

Ramiro Fernández Patri ya va por su segundo mandato como diputado nacional por Formosa, ha presentado 73 proyectos, ninguno de real interés para la provincia.

El diputado nacional por Formosa del Frente de Todos, quien ya va por su segundo mandato como legislador, Ramiro Fernández Patri, lo hizo de nuevo. Tras la imponente idea superadora y que refleja el Modelo Formoseño donde los y las jóvenes y no tan jóvenes pueden crecer y desarrollarse ¡haciendo huevos de Pascua!, ahora el legislador decidió presentar un “curso sobre jardinería” destinado a todos aquellos que tengan ganas de incursionar en la materia.

Sí, de Fernández Patri, “el repostero”, pasamos a Fernández Patri, “el jardinero”.

En un spot que publicitó en sus redes sociales y nada más y nada menos que, desde la Costanera de Formosa, que es así como el patio trasero de la gran hacienda del único patrón, Gildo Insfrán, el legislador habla sonriente y muy suelto sobre esta iniciativa con la que invita a las personas a participar de este curso, como una alternativa real para la salida al mundo laboral.

Para poner en contexto, no está mal que un legislador quiera proponer cursos “gratuitos” –nada es gratis, y cuando dicen que el Estado se hace cargo, el Estado somos todos, entonces de algún lado donde falta luego el dinero, se saca para pagar aquello que se promociona como gratuito-, pero lo que no tiene sustento es su desconocimiento de la realidad.

Habla de estos cursos el legislador que sabe que en la provincia no tienen salida, y si alguno consigue la fortuna de ser contratado, para ser repostero o jardinero, no lo hace en la mejor de las condiciones posibles.

Fernández Patri que en sus cuatro años como legislador presentó 73 proyectos de los cuales más del 80 por ciento estuvieron vinculados a “declarar de interés legislativo” la Fiesta Nacional del Pomelo, por ejemplo. Nada en concreto para movilizar el turismo, que era su cartera hasta hace no mucho; para instar a que haya empresas que deseen invertir en la provincia, nada. Sus proyectos eran meros trámites administrativos, como quien dice, “ir a marcar tarjeta”.

Y luego, como legislador, baja a la provincia, y valiéndose de recursos del Estado, porque de su bolsillo no sale nada; promociona estos cursos “gratuitos” y los vende encima, como parte del Modelo Formoseño: flaco favor le hace, si es que no lo sabe.

Día a día son más los jóvenes que optan por irse de la provincia porque no ven futuro, y hasta las personas grandes, los adultos mayores que tienen la posibilidad, hartos de todo lo que se vive acá, deciden marcharse.

El diputado habla de una provincia donde los y las formoseños y formoseñas puedan crecer y desarrollarse, pero esa provincia es una quimera, es una mentira que solo se creen ellos para justificar que no hacen nada por mejorarla.

No sea cosa que leamos después en su resumen de proyectos presentados que figuren estos “cursos”…

No sabemos si porque recapacitó o por lo que se dice, “vergüenza ajena”, pero el vídeo en sí, lo ha quitado de sus redes. Lo que no contaba es que fueron varios los que se anticiparon y guardaron el documento para la posteridad.

Lectores: 242

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: