Economía y Empresas
Crisis

Se tensó la cosa: Guzmán no tiene más caminos y los bonistas presionan

Los acreedores enviaron la contraoferta y esperan una respuesta que se hace tardar. (Dibujo: NOVA)

Tras el rechazo de la propuesta de los bonistas a Martín Guzmán, los acreedores enviaron la contraoferta y esperan una respuesta que se hace tardar. De este modo, las presiones crecen y el miedo también.

Mientras tanto, a nivel económico el Merval sube un 2,6 por ciento, los ADRs de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street pegan un salto de hasta el 5 por ciento y el riesgo país baja a 2.368 puntos básicos.

Pero, la crisis se sumerge en la contraoferta que lanzaron marca una distancia mínima respecto a la posición del gobierno de Alberto Fernández que no justifica un default. "Tres dólares de diferencia no justifican no arreglar. Si te pudiste estirar hasta 53,5 te vas a poder estirar hasta 56,4. Mantener el default por tres dólares no parece lógico. Yo te diría que la cuestión es más política que económica, ya se cayó el argumento de la insustentabilidad", señaló el analista financiero Christian Buteler.

En el mismo sentido se expresó el economista de la consultora Eco Go, Juan Ignacio Paolicchi, quien ve "muchos aspectos positivos" en el comunicado del lunes. "La diferencia es ínfima. El hecho de que se hayan juntado quiere decir que vas a poder negociar con todos juntos como un solo grupo, lo que te da más incentivos a no ir al default. Y por otro lado, hay un acuerdo en lo legal", detalló. ¿Qué pasará entonces?

Lectores: 1530

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: