Panorama Político de Formosa
Los exponentes del “lambetismo” de pura cepa local

Samaniego justificó los vuelos en jets privados de Insfrán

Lambeta: Agustín Samaniego le chupó las medias como el más fiel perro guardián a Gildo Insfrán, justificando los gastos millonarios del mandatario en aviones privados. (Dibujo: NOVA)

Según el Diccionario de americanismos, “lambeta” es aquella persona aduladora, y en el Diccionario de Lunfardo de Argentina lo definen directamente como “lameculos”.

El término “chupamedias” es más bien una refinada manera de llamar al “lambeta”. En Formosa hay muchos “lambetas” de Gildo Insfrán. Algunos con justa causa, tienen un puesto, tienen un salario, y otros, simplemente, son “lambetas” de pura cepa. Quieren llegar, quieren agradarle al rey, y no pararán hasta conseguirlo. Lambetas, lisa y llanamente.

Y uno de los máximos exponentes de esto es el diputado provincial (jefe del bloque del Frente de Todos en la Legislatura provincial), Agustín Samaniego. Quien hace poco hizo gala de su “lambetismo profesional” cuando, para justificar que el gobernador Insfrán viaje en aviones que tienen un costo en dólares que van desde los 60 mil por viaje; no tuvo mejor respuesta que decir que “el gobernador Insfrán viaja en Lear Jets porque no consigue pasajes en Aerolíneas Argentinas, porque siempre están llenos los aviones”.

Samaniego no solo demuestra ser un lambeta de pura cepa, sino que, más allá de su genuflexión, insulta la inteligencia del soberano, ese mismo, con su voto lo depositó en la banca donde se encuentra. Decir que los vuelos de Aerolíneas están llenos y que no hay pasajes para salir desde Formosa o para venir; es de un nivel de fabulación que asusta.

Luego quiso justificar que el viaje del mandatario a Estados Unidos (infructuoso para la provincia) fue beneficioso para todos los formoseños, y que sus viajes a Buenos Aires, igual; que es la oposición mala de Mauricio Macri (porque Samaniego repite el libreto como los mejores) solo se centran en criticar los viajes, pero no ven el propósito. ¡Hay que agradecerle al gobernador Insfrán que, usando los recursos de todos los formoseños, se gasta cerca del millón de dólares (80 mil en ida y vuelta) en aviones privados porque “no consigue pasajes en los vuelos de cabotaje!”.

Rarísimo porque, uno que ha viajado, y la gente que viaja, suelen fotografiar a los ministros de Gobierno que siempre consiguen pasajes para ellos. El propio Samaniego cuando viaja a Buenos Aires lo hace en vuelos de Aerolíneas Argentinas; y da la casualidad que el popular gobernador no logra un cupo. Cuanto menos, raro Samaniego.

Pero con Samaniego hay una lista interminable, pero esta columna es para señalar cómo el “lambeta” boya, el “lambeta” referencia y con su declaración, ha hecho valer la explicación al dedillo. El sayo le cupo perfecto.

Gildo 2023

Con la excusa de celebrar otro Día de la Lealtad Peronista, en el Estadio Cincuentenario y con una militancia rentada (ese día no habrá colectivos, los remises estarán abocados a una sola tarea y la ciudad será un caos porque la Policía también estará concentrada en un solo sitio) este lunes 17 se viene otro evento de proporciones, donde el gobernador anunciará lo que ya se sabe desde que comienza su mandato: que va por otro.

Aunque se especuló con que podría dar un paso al costado, el ansia de poder de este hombre sobrepasa todo lo imaginable, y retirarse como el gobernante más longevo es una idea que lo seduce. Como pasó con su mentor, y luego compañero de fórmula, Floro Bogado; se irá del poder cuando la naturaleza haga cumplir su ciclo.

Y esto es entendible porque la oposición también un ansia de poder que supera el proyecto colectivo de verdad, y antes que armar un gran frente para ir todos unidos; se acomodan, juega el juego sucio de la Ley de Lemas; a la que destrozan y dicen que hay que eliminarla, pero la usan. Y no hay justificación alguna que valga para explicar tamaña contradicción. No se puede combatir el mal igualándolo.

No puede valer todo por el solo hecho de justificar derrotar políticamente a un hombre que, aunque pasan los años, sigue demostrando su poderío.

Mayans: la delicada línea entre una crítica justa a un sistema elitista y bajeza humana de celebrar la enfermedad

A todos sorprendió la semana pasada la noticia de la internación en urgencias del senador nacional por Formosa y jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, quien estuvo en el Hospital de Alta Complejidad hasta que, por su cuadro de complejidad, terminó siendo derivado en un avión sanitario hacia Capital Federal, en una clínica mucho más sofisticada.

Por supuesto que, si uno tiene la posibilidad de atenderse en centros de salud con mayor calidad de atención, lo hará. Y está bien, es la salud de uno. Pero la crítica de muchos sectores de la oposición a nivel país y en Formosa, fue ese lugar de privilegio que tienen los que pertenecen al grupo selecto.

Fue la diputada provincial Gabriela Neme, quien, valiéndose de datos, como ser las historias de afiliados al IASEP, que luchan semanas y meses, para que los puedan trasladar a Buenos Aires ante alguna complicación, mostró las asimetrías entre quienes pertenecen y los que no.

La legisladora nunca se alegró de la enfermedad del senador ni le deseó la muerte. Pero los ánimos están caldeados hace mucho con esta diputada, a la que un sector importante del gildismo acusa de “asesina” por haber permitido que la Justicia logrará que los miles de formoseños varados en la ruta, puedan entrar a su provincia durante la pandemia. Sí, en una pandemia, donde en el mundo entero se contagiaban y se morían; solamente en esta parte del planeta, responsabilizaron a las personas de ser “asesinas” por “permitir el ingreso de un virus”. En fin.

Así como la legisladora hubo muchos otros más que se expresaron, y varios de ellos opinaron en las redes sociales tanto propias como de la señora Neme. Ahora, ¡no puede la mujer ponerse a contestar o repudiar los cientos, miles de mensajes de las personas que pudieron haber dicho aquello por lo que se la acusó después! Eso no la convierte en una asesina ni tampoco en alguien que le desea el mal a nadie.

Pero por las dudas, tuvo que hacer una aclaración. No obstante, Mayans fue tendencia a nivel nacional. Y es que los privilegios de quienes después se llenan la boca diciendo que son el pueblo, que son Nac & Pop, pero no pisan un hospital público, no andan en el transporte público, terminan cansando.

Y quizás por eso, el ¡viva el cáncer! Aunque sea un horror, y quizás por eso, el “que se muera”, al que no suscribimos, pero respetamos, porque hay un cansancio, un agotamiento social, una bronca contenida; y una hoguera a la que día a día, con sus acciones, siguen atizando.

Lectores: 344

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: