Panorama Político de Formosa
El escenario

Salidos del molde: los soldados que abandonan el Modelo Formoseño

Los díscolos: Atilio Basualdo y Nilton Werning son los primeros intendentes en marcar la revuelta dentro del Modelo Formoseño y al menos por ahora, parecen salir ilesos de la trinchera, aunque esto recién empieza, afirman. (Dibujo: NOVA)

Atilio Basualdo y Nilton Werning son los nombres malditos por estas horas dentro del espectro del gildismo y todo lo que atañe al denominado “Modelo Formoseño”.

Y es que, ambos cometieron el error imperdonable de querer pensar primero en su gente antes que en el Jefe o el patrón de la gran estancia llamada Formosa.

Gildo Insfrán los marcó a ambos, y todos detrás de su figura salieron a pegarles, a tacharlos de traidores, a decirles que son díscolos, que no tienen memoria, que son mal agradecidos.

Sí, porque en estos lares, el deber se confunde con la dádiva, entonces que un gobernador reparta el dinero que le llega desde Nación entre los municipios, por ley, la ley de coparticipación provincial, es considerado un regalo y no un deber, y así como es considerado un regalo, por supuesto, también funciona de castigo, cuando los díscolos aparecen.

Lo que detonó todo fue la reunión que mantuvo el intendente de Las Lomitas, Atilio Basualdo con el senador libertario por Formosa, Francisco Paoltroni, aunque previamente, tanto él como su par de Laguna Yema, Nilton Werning se habían reunido con el titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Claudio Avruj, y ya mandaron el primer mensaje que incomodó por estos lados: pidieron obras para sus comunidades que en la provincia, claramente no estaban recibiendo.

Y llegó entonces la respuesta, primero los intendentes más apegados a Insfrán, los que le agradecen estar años atrasados en obras e infraestructura, pero resaltan que son “esclarecidos y agradecidos”; Arnaldo “Pirulo” Barrios los tildó de traidores, sin vueltas. Otro que salió a hablar fue el polémico (con varias causas penales en su contra) intendente de Los Chiriguanos, Antonio Caldera, quien los tildó también de traidores.

Desde el aparato del Modelo Formoseño accionaron con todo, y así, en Las Lomitas, el personal de la Dirección General de Rentas fue cesanteado sin más, y eso fue lo que hizo que Basualdo, los Basualdo, porque los hijos también hablaron, salieran con los tapones de punta.

Atilio directamente lo trató de “facho” y “dictador”, denunció persecuciones, mientras que Pablo Basualdo, concejal e hijo del intendente, habló de los “antecedentes” de quienes señalaron a su padre, y también deslizó que lo que está pasando “no es de peronistas”.

Y Vanina Insfrán, la primogénita, fue más allá: “dictador” y “ladrón” fueron los epítetos que usó para referirse a quien, dicen, fue su pareja sentimental en su momento. Alguien le hizo reflexionar y terminó borrando el posteo, pero ya era tarde, porque muchos, hicieron captura de esa publicación para mostrar que la ruptura de la relación Insfrán-Basualdo estaba consumada.

Sumado a ello, llegaron las señales de las gestiones ante Nación, y como bien había dicho Basualdo en los medios, “no es necesario pasar por la Provincia para traer algunas obras que nos beneficien a los lomitenses”, y entonces, esta semana que pasó, el intendente yemense, Nilton Werning acompañado de Basualdo, mostró que llegó una motoniveladora, adquirida con fondos propios, y destacó: “No se va perder por ahí ni se va a vender, como pasó anteriormente, no se la van a robar”, en un claro mensaje hacia más arriba.

Desde el gildismo seguían con su respuesta tácita o no tan tácita. Este último miércoles, por ejemplo, el número dos de Formosa, Antonio “Pomelo” Ferreira, recibió a los concejales disidentes de Laguna Yema quienes se acercaron a “agradecer” al gobernador y mostrar su acompañamiento al titular del Ejecutivo.

Lejos de amedrentarse, se conoció hace pocas horas otra foto que va a traer más polémica. Basualdo y Werning reunidos en Buenos Aires con Patricia Bullrich, enemiga declarada de Gildo Insfrán.

Los que salieron del molde parece estar decididos a ir a fondo con su idea de no pertenecer más al Modelo Formoseño, y hasta incluso se animan a declarar que los que se sienten traicionados son ellos, porque la Provincia nunca les respondió a sus demandas por obras.

Rumores y un susto para terminar la semana

En esta semana también se supo de un rumor que va tomando más forma, y es que, tras la salida del Supremo Tribunal de Justicia de Formosa del ministro Manuel Hang (se jubila tras más de medio siglo), el gildismo movió sus hilos y está pensando en ubicar a dos nombres que serían más que convenientes para manejar el Poder Judicial ahora sí, sin disimulo.

Los apuntados serían el multimediático ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge “Nambrena” González; o la sobrina de Insfrán, Grisel Mabel Insfrán, quien se desempeña como planta permanente en el área de la Secretaría de Legal y Técnica del Poder Ejecutivo.

Si esto llega a tomar curso, definitivamente, Insfrán tendría abrochados los tres poderes, lo que se dice que ya ocurre en la práctica, pero ahora sería de manera formal, al contar con allegados directos dentro de uno de los tres poderes.

Esto motivaría una intervención federal del Poder Judicial de la provincia, según indicó la diputada provincial de la oposición, Gabriela Neme, que tiene una carpeta con varios puntos en los que sugiere esta acción para “curar” a ese poder.

Casi un desmayo

Para terminar debemos hablar de una situación que se dio este viernes en horas de la mañana cuando el gobernador participaba de un acto por el 69 aniversario de la Provincialización, mientras una funcionaria de Educación hacía un repaso histórico sobre la fecha, tuvo que interrumpir su discurso cuando advirtió que el mandatario provincial sufrió una descompensación.

Todo fue caos en el lugar cuando llegó una ambulancia que terminó trasladando al gobernador hacia Casa de Gobierno donde recibió asistencia. Seguidamente, se dirigió hacia el Hospital de Alta Complejidad donde lo aguardaban para estudios.

Más tarde, Insfrán, que no llegó a desmayarse pero sí sufrió mareo, indicó por redes sociales que: “Tuve una leve hipotensión ortostática con rápida recuperación lo que me ya me permite continuar de manera normal con todas mis actividades”.

Insfrán recibió el saludo y el apoyo de todo el arco político a nivel local y nacional, según indicó en sus redes, agradeciendo a cada uno por la preocupación.

Lectores: 388

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: