Panorama Político de Formosa
Hacia los sufragios

¿Quieren flan en la provincia?

El gobernador formoseño Gildo Insfrán. (Dibujo: NOVA)

Alguna vez, Alfredo Casero explicó perfectamente lo que pasa con la gente cuando tiene hambre, cuando no importan las banderas políticas, ni la coyuntura, ni nada. Cuando tiene hambre y en vez de darle alimentos, o los medios para acceder a ellos, les entrega bolsas de cemento o anuncia obras.

No, nadie está en contra de más escuelas, de modernos edificios, no, nadie está en contra de un puente sobreelevado, nadie está en contra de las obras para mejorar la vida de la gente; pero hay momentos y prioridades; y de nada sirve tener modernas escuelas, si pronto la gente tendrá que elegir entre la comida o comprar los útiles para sus chicos. Porque los que entrega el Gobierno a principio de año no alcanzan para cubrir el resto del ciclo escolar.

Ahora mismo la gente está precisando un anuncio del gobernador Gildo Insfrán, está necesitando esa recomposición salarial real que les permita hacer frente a la cruda realidad de vivir en un país con una inflación anual de tres dígitos, y con una proyección mensual de agosto que será de dos dígitos.

Ahora la gente quiere flan, no quiere una bolsa de cemento. Quiere que le alcance la plata para poder sobrepasar la línea de indigencia en algunos casos y la de la pobreza en otros. Hay empleados municipales de otras jurisdicciones cuyos salarios son 50 mil pesos, y es una burla que ganen eso con dirigentes que se llenan los bolsillos.

La gente quiere flan, no quiere más anuncios de obras. O si se puede, quiero las dos cosas. Y está bien que así sea en una provincia que todos los años cuando empieza el ciclo de las sesiones ordinarias en la Legislatura, se escucha decir que tiene superávit fiscal. Es decir, la plata que ingresa es más de la que se gasta.

¿Entonces por qué demorar tanto el anuncio? Porque a Gildo Insfrán no le gusta que le digan lo que tiene que hacer y no le agradó nada Sergio Massa, con quien no tiene una buena relación pese a las muestras de cariño fingidas que se transmiten protocolarmente toda vez que se ven. ¿Por un capricho de niños chiquitos es que Insfrán está aletargando la agonía de los bolsillos de los empleados estatales y no hace el anuncio del incremento salarial?

La gente quiere flan, y no hay peor cosa que puede hacer un gobierno que provocar el enojo del soberano metiéndose con el hambre, con su bolsillo. Quedó demostrado en las PASO, y si esto no cambia, van a rumbo a que les hagan tronar el escarmiento, como diría el mesías que los rige: Juan Domingo Perón.

Campaña del miedo

Mientras tanto el gobernador sigue con su campaña del miedo, sembrando dudas y asustando a la gente sobre un futuro con Javier Milei como presidente de la Argentina.

Incluso, hace no mucho, en uno de sus tantos operativos por el interior provincial, llegó a decir que si gana será como un golpe de estado blandito, o institucional. “Porque sería como que la gente votará a conciencia a su verdugo”.

Y luego de jactarse que la democracia es un sistema político que se consiguió gracias a la lucha de los peronistas, porque así es como lo venden ellos, y más después del advenimiento del kirchnerismo, que llegó para trastocar los libros de historia contemporánea donde el antes y el después se lee a partir de que Néstor Kirchner bajó los cuadros de Rafael Videla y los demás miembros de la Junta Militar de Gobierno del museo de la ex ESMA; se despachó pidiendo que controlen los directores a los docentes que desde el aula hacen un trabajo de inteligencia para lavarles la cabeza a los jóvenes para que voten por Milei.

¿En qué quedamos? ¿No era que la democracia es la libertad y otros etcéteras elegantemente puestos por usted gobernador? ¿O es una democracia selectiva? ¿Democracia mientras se mueve en el mismo carril de pensamiento suyo?

Pero habrá anuncio… dicen

Pero no todo es tan malo como parece, porque el diputado nacional Ramiro Fernández Patri dijo a los medios oficiales que “seguramente la semana que viene” (por esta que va empezar este lunes 11 de septiembre) el gobernador hará anuncios que van a traer alegría al pueblo”.

¿Será que anunciará una recomposición salarial del tipo Santiago del Estero de 400 mil pesos? ¿Anunciará el bono de 60 mil pesos que determinó el ministro Sergio Massa? ¿Anunciará un bono superior y además una recomposición salarial? Vamos a tirar lo que sea si total, soñar no cuesta nada.

Los diputados más caros del mundo…

Este último jueves los diputados gildistas se reunieron en comisión, acordaron el plan de labor y a la hora de “debatir”, levantaron la mano para pedir que se declare de interés legislativo la Fiesta Nacional del Pomelo (Azucena del Valle Santillán), luego Aldo Ingolotti, pidió que sea declarado de interés legislativo la Fiesta Provincial del Violín del Monte en El Chorro; y para cerrar y resumir la vergüenza de estos legisladores que al pueblo formoseño les cuesta aproximadamente 4 millones de pesos, la diputada Irma Zaragoza, pidió que se declare de interés legislativo la Fiesta Provincial de la Búsqueda del Moncholo en Colonia Pastoril.

Esos fueron los proyectos que se aprobaron por mayoría con la que cuenta el gildismo en la cámara, mientras que un pedido especial de tratamiento para una solicitud de recomposición salarial del 40 por ciento para los empleados estatales que pidió el diputado Osvaldo Zárate (JxC) fue rechazado.

Mientras otros proyectos inherentes a la educación, como que Formosa adhiera al plan de alfabetización nacional en las aulas, quedaron sin tratamiento.

Totalmente alejados de la realidad del formoseño. Pero estos son los políticos que luego van a los programas, a las radios o a los medios oficialistas a contar que si gana Milei o Bullrich la gente la va a pasar mal.

La gente no tiene para comer hoy, y los diputados presentan declaraciones de interés legislativos por fiestas. La gente quiere flan, y se lo van a hacer saber en las urnas.

Lectores: 760

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: