Política
Los emiratos

Por la pandemia los feudos de Formosa y Santiago del Estero quedaron al descubierto

Gildo Insfrán y Gerardo Zamora.

El Diputado Nacional por Formosa, Ricardo Buryaile y el dirigente de la UCR de Santiago del Estero, Alejandro Parnas contaron lo que se está viviendo en esas provincias desde hace mucho tiempo y que se acentuó durante la pandemia. 

La pandemia ha dejado en evidencia la manera en la cuál dos gobiernos provinciales como los de Santiago del Estero y Formosa priva de la propia libertad a los comprovincianos. 

Pero no debe quedar como un dato nuevo porque es algo que se viene denunciando hace años. El Diputado Nacional por Formosa, Ricardo Buryaile, se expresó en la 99.9 a todos lo que sucede en su tierra: “En mi provincia, hace mucho tiempo que se habla pero nadie toma las decisiones ni tiene las conversaciones que debe tener. Hay leyes electorales, un trato casi de subordinación al poder local. Hoy se está viendo que tuvo que intervenir la Corte para que la gente pueda entrar a su casa”. Luego agregó: “había gente que quería entrar y en 7 meses no le contestaron. Esas cosas pasan en provincias como en la mía y en otras también, donde la prensa no es independiente, la pauta domina todos los medios y el clientelismo político predomina”.

El sistema político y el esquema de dependencia del estado que creó Gildo Insfrán es la clave para entender el silencio: “En Formosa hay reelección indefinida y ley de lemas; todo se desvirtúa. Suman todos los intendentes para Gildo Insfrán. Por otro lado, el 70% de la población económicamente activa depende del estado, no hay sector privado. Si no trabajas en el estado, tenes muy pocas posibilidades de tener trabajo”.

Para completar ese esquema, está la bajada de línea constante desde la educación con videos de niños muy pequeños hablando de Insfrán como un héroe de la patria; algo absolutamente incomprensible: “hay adoctrinamiento permanente en las escuelas. Hay que instruirlos y educarlos, no adoctrinarlos, eso es pedofilia política. Es abusar de un menor que no tiene conciencia de lo que está diciendo. Cuando la ministra Acuña dijo lo que dijo y todos se enojan, pero lo vemos a diario. En Formosa las libretas sanitarias y los libros escolares tienen la cara del gobernador”.

A nivel nacional terminar con estos sistemas se hace muy difícil porque el control del Senado siempre lo ha tenido desde la vuelta a la democracia, el Partido Justicialista y es un dato clave: “se está gobernando con un senado que tiene el dominio peronista desde 1983 o sea que no hay ley o definición que se haya tomado sin la anuencia del Partido Justicialista. Si tenemos un país donde los gobernadores dominan el Senado, ¿cómo sacas una ley para plantarte ante los gobernadores? En Cambiemos no hubo intenciones de ir a esta batalla”. 

En Santiago del Estero, el gobernador Gerardo Zamora también ha demostrado manejar como un feudo el territorio de la provincia. El dirigente de la UCR santiagueña, Alejandro Parnas, se expresó a través de la 99.9: “si hay algo que rescatar de la pandemia y de los últimos casos que trascendieron es que se eche luz sobre un montón de situaciones que muchos santiagueños denunciamos hace muchos años. Estas anomalías son prepandémicas y se acentuaron en los últimos meses. Suceden cosas de las que nadie se entera por el control férreo de los medios y la dependencia de las personas de los planes sociales”. 

La salud puntualmente está en una situación de crisis y no se puede atender de forma eficiente: “el sistema de salud en Santiago está desmantelado. Es una provincia de un millón de habitantes que geográficamente es muy extensa y tenemos dos hospitales que están en la ciudad capital y están colapsados desde antes de la pandemia. Hay un hospital exclusivo para los niños donde incluso estuvo Abigail internada. El resto de la infraestructura funcionan en realidad como terminales de ambulancias. Cuando hay alguna enfermedad poco común como en estos casos, tienen que ser derivados a otras provincias”. 

Mientras todo esto pasa, el gobierno provincial tiene una verdadera fortuna guardada en los bancos, algo realmente incomprensible: “el último registro son 21 mil millones de pesos en plazo fijo en una de las provincias más pobres del país. Tenemos más dinero guardado que muchas otras provincias. La plata se invierte en obras faraónicas y se estaba por inaugurar el famoso estadio Único que se han seguido haciendo gastos adicionales incluso durante la pandemia”.

Mientras se ven imágenes de cierta normalidad en todo el país, Santiago del Estero sigue confinada: “nosotros continuamos con toque de queda y recién ahora se está rehabilitando el transporte público. Sólo 50 mil personas trabajan en el sector privado de manera registrada de un millón de personas en la provincia. No hubo ninguna ayuda para el sector privado. Los gastos vinculados a la pandemia van más hacia el sistema de seguridad que al de salud”.

La pobreza es moneda corriente, pero mientras tanto se hacen compras realmente incomprensibles y se utilizan de forma errónea: “Santiago tiene una de las flotas aéreas más importantes del país en el sector público. Hay 10 aeronaves entre helicópteros y aviones entre ellos dos LearJet y todas están destinadas a situaciones de emergencia, traslados sanitarios y demás. La realidad es que los LearJet que son de vuelos sanitarios, se dedican a trasladar funcionarios. Cada tanto hacen algún vuelo sanitario pero básicamente son para el gobernador y su esposa”. 

Esto incluye un hecho bochornoso que tomó estado público pero no causó la repercusión que debiera tener: “hace un mes atrás se descubrió en el Aeropuerto de El Palomar a un piloto con 5 millones de pesos y algunos dólares más que no podía justificar. El hecho trasciende porque termina la causa en un juzgado de la provincia de Buenos Aires que está lejos del alcance a la mano muy larga del gobernador Zamora”, finalizó Parnas.

Lectores: 376

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: