Política
La semana pasada fue insultada y amenazada

Neme denunció que hay hostigamiento y presentó una cuestión de privilegio en la Legislatura

Gabriela Neme denuncia constante hostigamiento en su contra en la Cámara de Diputados de la provincia de Formosa. La semana pasada se esgrimió la posibilidad de quitarle su banca.

La diputada provincial por Nuevo País Gabriela Neme aludió a los recientes acontecimientos ocurridos dentro de la Legislatura provincial, donde el oficialismo presentó una cuestión de privilegio en su contra por sus dichos durante la sesión de la semana pasada. En contrapartida, la legisladora hizo una denuncia penal por considerar que no la dejan expresarse en el plenario legislativo.

La legisladora de la oposición se refirió a lo ocurrido en la última sesión legislativa, denunciando que allí su intervención “fue interrumpida de manera sistemática por varios diputados oficialistas”, entre ellos los diputados Agustín Samaniego y Estela Escobar, entre otros.

Al dar su versión de lo ocurrido en la última sesión en Diputados, relató: “Para que la gente se ponga en conocimiento de lo que pasó, yo pedí la palabra para hablar en homenaje al derecho al trabajador y contestar un poco lo que -entendía yo- era una burla de una diputada al sector trabajador”.

Indicó que “esta diputada es sindicalista y acompaña estos sueldos tan miserables que recibe esa gente, tanto en lo público como en lo privado, y apenas levanto la voz es automático que el diputado Samaniego empiece a hostigarme, después se suma la diputada (Estela) Escobar y luego (Rafael) Navas, (Azucena del Valle) Santillán y (Inés Beatriz) Lotto. Entonces, en un momento le digo al presidente si él va a seguir convalidando a los delincuentes de la Cámara, y por eso me quieren sancionar”, añadió.

Sobre sus dichos, Neme comentó que “yo explico por qué lo de delincuentes, porque los funcionarios tenemos una obligación, que es el deber de cumplir con las obligaciones a nuestro cargo, ya sea en la Cámara, sea en el Ejecutivo o en el Poder Judicial. Y nuestro reglamento claramente establece que cuando un diputado está en uso de la palabra, nadie -salvo el presidente- puede interrumpirlo. Y a mí, desde que asumí como diputada, es permanente el hostigamiento, a mí me han dicho delincuente, me han dicho fascista, me han dicho mentirosa, me han dicho barbaridades y nadie dice nada”, se quejó.

Lectores: 761

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: