Judiciales y Policiales
Esperaba a sus compañeros para ir a trabajar

Mataron a un gendarme formoseño en un robo piraña en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría

Julián Ibáñez había acordado encontrarse este lunes por la mañana con sus compañeros de Gendarmería en una esquina de la localidad bonaerense de Esteban Echeverría.

Julián Ibáñez había acordado encontrarse este lunes por la mañana con sus compañeros de Gendarmería en una esquina de la localidad bonaerense de Esteban Echeverría. Iban a ir juntos a trabajar. Llegó con tiempo y se quedó esperando bajo una espesa niebla que dejaba ver poco. En ese momento fue sorprendido por un grupo de ladrones que intentó robarle en modo piraña. Hubo un forcejeo y disparos. El gendarme cayó muerto en el lugar. Uno de los dos ladrones heridos falleció horas después en el hospital.

Ibáñez tenía 24 años. Había nacido en Formosa y en 2019, poco antes de que empezara la pandemia, había cumplido su sueño de entrar a la Gendarmería Nacional Argentina.

Este lunes en horas de la mañana fue interceptado por un grupo de delincuentes a 9 cuadras de su casa. El hecho ocurrió en la esquina de la avenida Pedro Dreyer y Ramón Santamarina, en la localidad de El Jagüel. Se trata de la intersección que acordó Ibáñez junto a sus compañeros de fuerza para que lo pasaran a buscar y continuar el viaje rumbo a la base de la fuerza en Almirante Brown.

Minutos antes de que el vehículo llegara, al menos cuatro ladrones sorprendieron al gendarme -que estaba vestido de civil- y realizaron un ataque piraña para robarle.

Ibáñez, que llevaba su arma reglamentaria, trató de resistirse. Sacó su pistola de 9 milímetros Pietro Beretta y comenzó a dispararle a los atacantes: baleó a uno en el pecho y a otro en el glúteo.

Tras notar a los heridos tendidos sobre el suelo, los cómplices se abalanzaron sobre el joven, le sacaron el revólver y comenzaron a dispararle. Uno de los tiros impactó en su cabeza. Murió en el acto.

Tres de los ladrones se fugaron y dejaron a su compañero que había sufrido las heridas más graves en el lugar. No obstante, segundos después arribó la policía a la escena del crimen -alertados por un llamado al 911- y los vieron mientras huían.

Un grupo de agentes comenzó una intensa persecución que duró apenas unos metros hasta que finalmente detuvieron a los tres sospechosos a pocas cuadras del lugar.

Los policías constataron la muerte del gendarme y trasladaron al hospital Santamarina a los dos sospechosos con heridas de bala. El que había recibido un tiro en el pecho debió ser intervenido quirúrgicamente y murió durante la operación. Fue identificado como Esteban López, de 16 años.

Fuentes del caso indicaron que los otros detenidos tienen 15, 16 y 18 años. Este último presentaba una herida de bala en un glúteo y fue llevado al mismo hospital Santamarina, en el que lo asistieron y quedó internado con custodia policial.

Según informaron fuentes policiales, los sospechosos son de la zona de Ciudad Evita, partido de La Matanza y quedaron a disposición del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas de Zamora. La causa quedó caratulada como "homicidio en ocasión de robo".

Lectores: 205

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: