Economía y Empresas
Coparticipación

Más plata para Gildo: el año pasado la provincia recibió en promedio casi 500 mil pesos por habitante

Casa de Gobierno de la provincia de Formosa. (Dibujo: NOVA)

Los datos se desprenden de un estudio realizado por el economista Nadín Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). La decisión de la Corte Suprema de Justicia a favor de la cautelar de CABA agigantó el conflicto que mantenía Horacio Rodríguez Larreta con la Nación que, a su vez, sumó el apoyo de la mayoría de los gobernadores peronistas que rechazaron la medida.

Si la cautelar se efectiviza -situación que hasta ahora no se dio- el mayor cambio sería para CABA, que pasaría de estar última en la lista del año pasado con 61.000 pesos por habitante a quedar penúltima con 128.000 pesos. Trocaría el puesto con Buenos Aires, que con 115.000 pesos per cápita (2000 más que en 2022) quedaría atrás de todas las jurisdicciones.

Sin embargo, este cálculo no contempla los 3 millones de personas que diariamente la Ciudad recibe desde el territorio bonaerense, muchos de los cuales se atienden en el sistema de salud porteño, concurre a escuelas o utiliza otro tipo de servicios.

El podio seguiría ocupado -según la simulación- por Tierra del Fuego, Catamarca y Formosa, que a diciembre próximo recibirían 523.000, 520.000 y 499.000 pesos, respectivamente.

El año pasado las provincias y CABA recibieron en promedio 298.000 pesos de transferencias per cápita reales (en moneda de diciembre) en concepto de coparticipación, leyes especiales y compensaciones. Del total, una decena estuvo por encima de la media (Tierra del Fuego, Catamarca, Formosa, La Rioja, La Pampa, Santa Cruz, Chaco, San Luis, San Juan y Santiago del Estero) mientras que el resto quedaron por debajo. Las cinco que menos recibieron fueron: CABA, Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Neuquén.

El gobernador de Tierra del Fuego, la provincia más beneficiada por fondos per cápita

Alberto Fernández y Gustavo Melella, el gobernador de Tierra del Fuego, la provincia más beneficiada por fondos per cápita.

El estudio del Iaraf marca que en el segmento de jurisdicciones con altos ingresos y alta densidad poblacional, Santa Fe fue la que más dinero por habitante recibió, 213.000 pesos; le siguieron Córdoba (185.000), Mendoza (172.000), Buenos Aires (113.000) y CABA (61.000).

En cambio, en el segmento de altos ingresos y baja densidad, Tierra del Fuego fue la ganadora, con aproximadamente 534.000 pesos. Le siguen, dentro del grupo, La Pampa (430.000), Santa Cruz (397.000), San Luis (344.000), Río Negro (274.000), Chubut (222.000) y Neuquén (203.000).

En el apartado de bajos ingresos y alta densidad, Catamarca quedó arriba con aproximadamente 521.000 pesos. Le siguen, dentro del grupo, Formosa (498.000), La Rioja (442.000), San Juan (339.000), Santiago del Estero (326.000) y Salta (225.000).

Y entre los distritos de bajos ingresos y baja densidad, Chaco con 365.000 pesos encabezó el grupo. Le siguieron, Jujuy (295.000), Entre Ríos (284.000), Corrientes (263.000), Tucumán (232.000) y Misiones (219.000).

Para este año, el Iaraf estima en base al presupuesto aprobado que el reparto per cápita de Nación será de 300.000 pesos (2000 más en la comparación interanual). El cálculo de población se hizo con la tasa de crecimiento promedio anual de la población entre los últimos dos años censados, 2010 y 2022. En ese ejercicio, las cinco mejor posicionadas volverían a ser Tierra del Fuego, Catamarca, Formosa La Rioja y La Pampa y las cinco peores, Buenos Aires, CABA, Mendoza, Córdoba y Neuquén.

Este 2023, entre las provincias con altos ingresos y alta densidad, otra vez ganaría Santa Fe y Tierra del Fuego repetiría la performance entre las jurisdicciones con altos ingresos y baja densidad. En el grupo con bajos ingresos y alta densidad, Catamarca queda a la cabeza y, entre las de bajos ingresos y baja densidad, Chaco vuelve a liderar.

En el primer grupo, las transferencias per cápita reales promedio crecerían 9,13 por ciento este año respecto al 2022 y habría una "fuerte caída en la dispersión" por el aumento que tendría CABA. En la porción de altos ingresos y baja densidad, la mejora interanual sería de uno por ciento y en el resto de los grupos no habría cambios.

Al comparar el comportamiento de las transferencias promedio y su dispersión en los diferentes grupos, el año pasado en el área de bajos ingresos y alta densidad se recibió el promedio más alto, 391.000 pesos con una dispersión del 26,7 por ciento. Le siguen en el ranking las jurisdicciones con altos ingresos y baja densidad, con 343.000 pesos y una dispersión del 32,3 por ciento. Los distritos de bajos ingresos y baja densidad y los de altos ingresos y alta densidad, registraron promedios de 276.000 pesos y 148.000 pesos con una dispersión del 17,3 por ciento y 36,8 por ciento, respectivamente.

Para este año, las provincias de bajos ingresos y alta densidad serían las que en promedio recibirían mayores transferencias, por alrededor de 391.000 pesos con una dispersión del 26,6 por ciento. Atrás quedarían las de altos ingresos y baja densidad, con 340.000 pesos y una dispersión del 31,8 por ciento (la más alta entre los grupos).

Las jurisdicciones de bajos ingresos y baja densidad recibirían un monto promedio de 277.000 pesos y una dispersión del 17,4 por ciento, la más baja entre los grupos. Las de altos ingresos y alta densidad recibirían las trasferencias per cápita reales promedio más baja, 162.000 pesos, con una dispersión del 22,3 por ciento.

Lectores: 529

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: