Municipios
Sospechosamente legal

M'hijo el dotor: Pablo, el hijo del dueño de Las Lomitas, abogado con ayudín

Todos juntos. Pablo Basualdo, su madre, su hermana Vanina y su novia, Sol Saavedra.
Hasta los posteos personales de Pablo Basualdo llevan los sellos políticos.

Quizás deshonremos la memoria del escritor y dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez por poner su obra cumbre como título de una nota que narra las tramoyas del inefable Atilio Basualdo, el intendente que se maneja como el dueño de Las Lomitas y su hijo, el heredero natural al trono imaginario que ellos mismos se crearon, Pablo. Pablito es abogado, aunque el título que le entregarán podría ser tripartito…

“Yo no estudié, ¿pueden rendir ellos por mí? Parece un diálogo imposible pensar y un planteo completamente descabellado. Pero en Las Lomitas, la tierra que dominan los Basualdo, Pablo Basualdo, el hijo de Atilio; lo ha conseguido. Hace poco se recibió de abogado –no hay precisión exacta sobre el tiempo que le demandó- estudiando en una universidad privada cuya sede está a una cuadra de su domicilio; no obstante él prefirió hacer unos kilómetros más e irse hasta Ibarreta para “estudiar”. ¿Pero por qué?

Hay dos nombres que aprender: Walter Aranda y Hugo Chaparro, que habrían oficiado de “asistentes”. Ambos son oriundos de Estanislao del Campo, una localidad muy cercana a Ibarreta, donde está la sede de la universidad Siglo XXI en la que estudió y se recibió Pablo Basualdo. O al menos, eso es lo que dirá el título que se expedirá.

El pasado 26 de marzo de 2021, Pablo Basualdo, el hijo de Atilio Basualdo, intendente de Las Lomitas, quien además es concejal y presidente del Concejo Deliberante de esa ciudad; compartió en sus redes sociales la noticia de su alegría por haberse recibido de abogado. Inmediatamente actualizo su perfil de Instagram y de todas sus demás redes sociales agregando ahora “Abogado” como profesión.

El acontecimiento no pasó desapercibido y es imposible que así sea considerando que la localidad de Las Lomitas es chica, que los pobladores se conocen todos; y que los propios Basualdo se encargan desde siempre de hacer saber todo cuánto hacen. Ya que inaugurar una escuela como repartir bolsitas a gente que necesita trabajo, representa lo mismo para ellos.

Y tan convencidos están tanto padre como hijo que los cargos son heredados, que no pierden oportunidad; sobre todo el pequeño, en señalar en cada foto “Pablo Basualdo Concejal – Atilio Basualdo Intendente”, al mejor estilo de una dinastía: Los Basualdo.

Pero regresando al punto principal; en Las Lomitas y por fuera de la localidad también, todo el mundo está convencido de que estos dos personajes Walter Aranda y Hugo Chaparro son los verdaderos artífices del título del flamante abogado.

NOVA consultó con Bella Lomitas, un medio digital que conoce al dedillo el andar de este curioso clan; y afirmaron “estamos tratando de averiguar si se recibió en tiempo y forma; aunque eso no es lo más grave; tiene 3 empresas, una de ellas una fantasma denominada SABA Digital SRL con domicilio legal en la casa de su mamá”.

Con esa empresa, el joven empresario que comparte el directorio con su novia, Sol Saavedra; se dedican a proveer servicios de internet, venta y compra de hacienda, exportación de granos entre otros”.

Con los recursos del Estado Municipal, crean empresas para luego facturarle a los propios vecinos lomitenses y así engrosar sus arcas privadas.

Así, como dicen desde Bella Lomitas; no es lo más grave si el joven “hizo trampa” para graduarse, con lo demás que contamos acá, eso queda chiquitito.

Él es concejal, tiene 25 años, además es empresario, ahora un profesional del Derecho; y es más que seguro, que con el aval de su padre, herede el trono de la intendencia de una localidad que está a 296 kilómetros de la capital provincial y donde aún hoy falta la dignidad del agua potable en algunos barrios, pero eso a los Basualdo no les incumbe.

Lectores: 2020

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: