Panorama Político de Formosa
El escenario

Los juegos del hambre

La crisis no tiene quién se pueda salvar. (Dibujo: NOVA)

Hay trabajadores de Crucero del Sur que empezaron a vender viandas (guiso y otros aditamentos) para sustentarse, las tarjetas de crédito están suspendidas, las cuotas de la escuela de sus hijos impagas, y el cúmulo de deudas, sigue creciendo.

La propuesta de la Municipalidad, que más que propuesta parece ser una imposición, es recurrir a la Justicia para, a través de una medida cautelar, quitarle unas 40 unidades a la empresa y así, que los trabajadores que estén dispuestos, salgan a prestar el servicio por 120 días, mientras se idea un esquema nuevo de transporte, a cargo del que, supuestamente, es el que más sabe de la temática: el director de Transporte, Fabián Olivera.

Pero mientras se escriben estas líneas, la Justicia Civil acaba de rechazar el pedido de la cautelar que realizó el Municipio, y así, todo queda en nada. Al menos por esa parte de la intentona del Municipio. Los colectivos siguen sin funcionar, ya va 1 mes sin el servicio. Los choferes, de parte de la UTA continúan en las afueras del galpón en la zona sur de la ciudad, haciendo ollas populares para pasar el hambre.

Los juegos del hambre, eso parece que están jugando los empresarios, el Gobierno municipal y el provincial que se bajó hace rato del bondi del conflicto.

Fabián Olivera, uno que sabe de posar para la foto (lo hizo cuando fue candidato, y luego cuando fue concejal), salió a pedirles disculpas a los vecinos que no tienen el servicio, y tiró títulos: que la oposición no sabe nada de transporte, que él y el intendente Jorge Jofré van a solucionar el problema del transporte y sorprenderán a todos, que Crucero del Sur tiene una pata afuera, que no quieren trabajar sin subsidios; títulos y más títulos, de soluciones, nada.

Mientras el Municipio plantea un supuesto nuevo servicio para la ciudad, no tienen todavía idea de cómo resolver que hay 253 trabajadores que llevan 3 meses sin cobrar sus salarios y que están pasando hambre.

Quisieron imponer a través de la justicia una medida para obligar prácticamente a muchos de los trabajadores a tomar el servicio, y reducir sus salarios a más de la mitad, se hablaba de un sueldo de 250 mil pesos, donde un sector de ellos, afiliado en UCRA, pareció aceptar, pero fueron los de la UTA los que se plantaron y dijeron que no iban a dejar sacar ni un solo colectivos del corralón de Crucero del Sur, y que tampoco negociarían su convenio colectivo.

“No vamos a subsidiar con nuestros salarios el transporte en la ciudad”, había manifestado en su momento Diego Mendoza, secretario general de la UTA Formosa.

Así las cosas, y como la Justicia no le dio la respuesta que esperaba y que hasta este viernes a la mañana, el propio Olivera y el intendente Jofré aguardaban, todo vuelve a foja cero.

La ciudad sigue sin colectivos, la deserción escolar se hace más notoria, las ausencias en el centro y microcentro perjudican terriblemente a los comerciantes, y parece nada termina por detonar, volviéndose así esto imposible.

La pregunta que se hacen todos por estas horas es, ¿se vuelve a repetir lo de San José y Ciudad de Formosa? Y la respuesta parece ser inequívoca y al unísono: sí.

Lectores: 324

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: