Panorama Político de Formosa
Algunos entendieron el mensaje de las PASO

Los candidatos bajan a tierra arrasada en un vale todo rumbo a noviembre

Algunos candidatos bajan recién de sus nubes de fantasía pero llegan a tierra arrasada y con un rebaño bastante inquieto, como nunca antes ha ocurrido. (Dibujo: NOVA)

 

Vienen bajando y es la posibilidad que tiene el vecino de encontrarse cara a cara con su político amigo, y recordarles que en democracia los empleados son ellos y no al revés. Que sus contratos “laborales” se renuevan cada 4 años. Es la posibilidad de no solo tomarse unos tererés o unos mates, o de compartir un almuerzo. Es la oportunidad de plantearle cosas importantes, no de pedirles, de exigirles que es diferente. De hacerles ver que la cosa pública es de todos, no de un puñadito de sujetos privilegiados que desde ese lugar de privilegio quieren hablarle al resto como pares.

Es la gran falacia de la clase política, y lo hacen oficialistas como opositores: hablarle como si fueran iguales ellos con la gente común. Es como en esas empresas explotadoras –que en Formosa sí las habrá- que le dicen al empleado “acá todos ganamos más o menos igual” sentado detrás de un escritorio y cambiando de coche cada tres o cuatro años. “Hay que ponerse la camiseta”, falacias.

 

El que la pelea es el ciudadano, el trabajador, los jefes o los políticos no pelean nada. Pelean por no poder su puesto de privilegio, su lugar en las nubes de “fantasía” (por no decir la palabra que empieza con P) en la que viven y desde la cual legislan para un pueblo del que creen conocer algo pero no conocen nada.

Y en esta oportunidad en que se vienen las elecciones, pululan los candidatos con sonrisas estiradas que vienen a traer las soluciones a los problemas del vecino. Así, contribuyendo a la confusión generalizada y al hartazgo de la gente, aparecen concejales o candidatos a ocupar ese cargo prometiendo tareas que les corresponden al Poder Ejecutivo Provincial, o diputados provinciales que se imaginan que ellos solos harán el cambio cuando los cuerpos deliberativos se basan precisamente en decisiones mayoritarias, y no es proyectos o propuestas individuales.

Aunque parezca una locura o el uso de trucos tan viejos, gastados que, uno estima que hasta vergüenza debería darles de usar, como la fotito con cara de interés sobre algo que le cuenta un vecino, o agarrando una pala para cargar medio balde de arena, tierra o piedra (para la foto oportunista y lastimera), lo siguen usando.

Y es que esto confirma que los políticos, a los que casi no se los ve durante toda su gestión (y ocurre en todos los niveles salvo honradas excepciones), viven en las nubes, y bajan solamente cuando tienen que revalidar su lugar ahí mismo.

De repente todos caminan los barrios, todos tienen las mejores propuestas. Y es ahí donde el vecino, el potencial elector tiene que tomar las riendas y ponerse en su lugar de empleador, y exigirle a todo aquel que llegue a su casa, una rendición de cuentas.

“¿Por qué debería de votarte de nuevo si en estos cuatro años qué hiciste?” “¿Por qué debería de votarte, qué proponés? “Mirá que si no cumplís, en cuatro años te limpio eh”…

No prestarse al jueguito sucio de sacarse la foto y contribuir a que ellos cuenten una historia que no es…



Hablando de historias de fantasía…

Esta semana se conoció que un empresario agropecuario, Francisco Paoltroni, invertirá casi 200 millones de pesos para “repatriar” a unos 25 mil formoseños que, viven afuera de la provincia pero siguen teniendo su domicilio en Formosa, con la condición de que, voten en contra del gobernador Gildo Insfrán.

Concentrado en ese objetivo, pidió ayuda a comunicadores para tener redes sociales, de las que nunca había participado; armó un call center para que los coterráneos llamen y coordinar los viajes, y empezó a generar material para difundir “la patriada”.

Esto, de gesto heroico o patriótico no tiene nada, es solamente un oportunista que quiere sacar ventaja aprovechando la situación de desesperación de algunas personas. Oportunismo. Hacer cartel. ¿Y si esos formoseños llegan y votan pero así y todo el gildismo gana? ¿Paoltroni les pagará de nuevo el pasaje para que regresen a las provincias de las que los quiere “repatriar”? ¿Se hará cargo del destino de las personas a las que quiere traer? Lo suyo es netamente clientelismo político. Eso mismo que tanto les gusta señalar en los otros, aplicado aquí y disfrazado. Entre esto y sortear un auto, como comparara un comunicador amigo de este empresario, no hay diferencias.

Luego, otro personaje, propuso que, de ser elegido, donaría parte de su sueldo como concejal. Desesperados para llegar, no les importa el proceso, solo quieren eso: llegar.

Están bajando al terreno y se encuentran con un rebaño revuelto, con caras largas, con demandas a las que antes, quizás no estaban acostumbrados. Enhorabuena esta noticia, el elector está madurando y con la fuerza joven, se está encaminando hacia un cambio de paradigma al que, si los dinosaurios no se acostumbran, terminarán por ser borrados de la palestra de la nueva política que ya está entre nosotros.

Las PASO fueron un mensaje contundente para todos; algunos lo entendieron, otros, recién se están bajando de las nubes y al tocar tierra, se van a llevar a tremenda sorpresa.

 

Lectores: 198

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: