Panorama Político de Formosa
Los niños de Insfrán

Llevados al abismo por los encantos del embaucador

Los padres que exponen a sus hijos a humillaciones, son como aquellos que dejaron que el Flautista de Hamelin se llevará a los niños encantados con su melodía y nunca más los regresara. (Dibujo: NOVA)

Los padres que siguen votando por el gobernador Gildo Insfrán son como aquellos del cuento de los hermanos Grimm, que dejaron que sus niños sean llevados a una cueva extraña de la que nunca más volvieron, encantados por las melodías que salían de la flauta mágica de ese flautista.

Aquellos que exponen a sus hijos con supuestos actos genuinos de amor hacia el líder o el “Capitán” como refiriera una nena hace unos años en una dudosa “poesía” que le recitó al barbado lagunense donde resaltaba las obras y hablaba de “enemigos del Modelo”, o la madre que llamó al mandatario hace unos días atrás para que su hija le cantara la Marcha Peronista al gobernador que paseaba por la Costanera, saben que están hipotecando el futuro de sus hijos.

Condenados ellos, con la posibilidad de cambiar su realidad, prefieren la comodidad de quedarse con lo que ya tienen, y ofrecen a sus hijos como tributo para que el cambio nunca llegue y se perpetúe la figura nefasta de un hombre que los conduce hacia el abismo.

Gildo es un lobo que ni siquiera necesita disfrazarse de oveja, deja bien en claro que está todo permitido siempre y cuando los que están con él sean del mismo palo; y que, si algo no le cierra, no importa si la persona está haciendo bien su trabajo, lo sacan.

Lo saben muy bien Manuel “Pombero” Rodríguez y el ahora ex titular del PAIPPA, Carlos Sotelo. Algo hicieron que no le gustó al mandamás, y no, no se trata de “castigos ejemplares por faltar a la ética”; sino más bien, por ser éticos e ir en contra de los mandatos del Uno. Como sucedió en el caso de “Pombero”, quien le habría otorgado terrenos al productor agropecuario para trabajar y generar puestos de empleo, Francisco Paoltroni.

La explicación más sencilla del gildismo y para construir el relato, palabras más palabras menos es que, “se quedó con un vuelto”, pero el trasfondo era otro.

Los niños de Insfrán

Pero volviendo al tema que nos convoca en este panorama de esta semana, hablemos de los niños de Insfrán.

No es la primera vez que padres inescrupulosos prestan a sus hijos a las jugadas más bizarras que se pueden pergeñar en la mente de los políticos, sea por dinero, sea por reconocimiento o simplemente por un cholulismo que raya en lo estúpido.

Hace unos años atrás, en el marco de uno de los operativos Por Nuestra Gente Todo realizada en el interior de la provincia, una niña le leyó una “poesía” al gobernador Gildo Insfrán donde se refería al mandatario como un líder, como su Capitán.

Ni los maestros, ni los padres de esa niña hicieron algo al respecto sobre el uso y abuso de la inocencia de esa menor a la que estaban sometiendo por ganarse simplemente la “gracia” del mandamás.

Por supuesto que nadie creyó que esa poesía la hubiera pensado una niña porque, ningún niño en su inocencia va hablar de las “grandes obras”, de los “logros” ni mucho menos se referiría a un político como un “Capitán”.

El tiempo pasó, pero pareciera ser que no aprendimos nada. Porque este último martes trascendió por las redes sociales un vídeo, supuestamente genuino, en el que una niña que iba con su madre caminando por la Costanera Vuelta Fermoza, logró hacer que el gobernador Insfrán, que pasaba por ahí en su camioneta –como habitualmente lo hace- parara, y cuando descendió la niña entonó las estrofas de la Marcha Peronista, abrazando al gobernador que también cantó con ella.

Varios usuarios en las redes pusieron en duda, no la inocencia de la niña, pero sí las intenciones de la madre y por supuesto, el aprovechamiento del gobernador, un hombre que hace tiempo que no hace actos políticos en capital, no al menos en lugares públicos por el temor al escrache y el rechazo social que se ganó en el último tiempo, sobre todo, después de la estricta cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Fue la diputada provincial de la oposición, Gabriela Neme, quien señaló sus dudas respecto al video en cuestión y dijo que todo estaba orquestado.

“Nadie en Formosa con 2 dedos de frente creen que esto fue casual. Adoctrinamiento y abuso de la infancia. Gildo no tiene perdón de Dios”, dijo adjuntando a su tuit el vídeo en cuestión.

Modelo de humillación

También en la semana se ha dado una situación que también denunció la diputada Neme y que tiene que ver con la explicación de lo que es el Modelo Formoseño: humillar, someter y adoctrinar.

Agustín “Pity” Torres es un reconocido periodista y locutor afín al Modelo Formoseño, a Gildo Insfrán, y por eso, tiene acceso y llegada con empresas y por supuesto, tiene su lugar en los medios oficialistas. En cada oportunidad que tiene hace propaganda explícita por el Gobierno.

Pero lo último, y que se mereció el desprecio de muchos en las redes sociales, fue su supuesto acto solidario en que salió a repartir pan en mal estado y sin el debido cuidado en la caja de una camioneta sin el más mínimo reparo en el cuidado de la higiene.

Fue la diputada provincial de Nuevo País, Gabriela Neme, quien denunció esta irregularidad en sus redes sociales y quien, además, dijo que “si va hacer demagogia y política con la foto del gobernador cuando la donación se la hace una panadería privada, por lo menos compre unas bolsitas y reparta el pan dignamente”.

Lectores: 449

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: