Política
Se respira pesado

La tensión en la arena política de Formosa pone en alerta al país

Patricia Bullrich, como una heroína en Clorinda. Le dieron una gorra y una remera a rayas, como una presa más.
La oposición en pleno, aprovechando la desesperación de un pueblo como Clorinda, que reclama levantar el bloqueo sanitario; pidió la cabeza de Insfrán.
Durante las protestas, dañaron el busto de Evita.

El último viernes (6 de marzo de 2021), quedará en los anales de Formosa, ha sido el marzo formoseño; la provincia entró nuevamente en las pantallas de televisión de todo el país cuando la policía arremetió contra un grupo de manifestantes que reclamaban que los dejaran trabajar. Esto fue aprovechado por la oposición que hace años mira cómo a pesar de sus intentos, en Formosa, el gobernador Gildo Insfrán sigue sacando por arriba del 70% de los votos de manera cómoda.

“Este es un momento histórico”, manifestó un referente local de la UCR a NOVA en medio de la marcha, otros llevaban carteles. Entre el reclamo genuino de los comerciantes que solamente pedían el levantamiento de la Fase 1 en la ciudad de Formosa, también se vieron carteles haciendo mención al “régimen”, “a tirar abajo a Insfrán”; y por supuesto, quienes advirtieron esto, lo señalaron, a sus propios protagonistas.

Sin dudas que el relato que se ha dado desde Formosa hacia el resto del país, con los medios, con los protagonistas; ha sido contundente. Es que no se podía disimular ni disfrazar de nada que la Policía se excedió. Que meter presa a una periodista sin darle los motivos por horas; o encerrar a un joven y torturarlo por el solo hecho de ejercer su derecho a la protesta; no tenía forma de “vendérselo”.

Además, los ánimos, lejos de relajarse, se caldearon con el correr de las horas. Los “libertarios”, en su algarabía cometieron destrozos hacia los edificios y monumentos públicos, y lo que parecía un reclamo genuino tomó tintes político-partidarios y vandalismo puro.

Y el peronismo se levantó

Un histórico referente del PJ en Formosa, José Luis Alloi publicó un comunicado en el advierte a la oposición y a los sectores de la derecha más rancia, según sus definiciones, “que no provoquen porque estamos en silencio por respeto a los protocolos y al señor Gobernador, pero no dudaremos en salir a defender a la provincia, no se equivoquen, que Formosa ya es libre y ha elegido un gobierno democrático”.

Asimismo, el día posterior a la marcha, desde La Cámpora Formosa, emitieron un comunicado en tono de amenaza: “Por cada uno de nosotros caiga, diez de ellos perecerán”. No hay explicación posible para esto.

Y en las últimas horas, un autodenominado Frente Peronista Feminista, también publicó una nota titulada “Con Evita, no”, en la que repudiaron los ataques vandálicos contra el busto de la María Eva Duarte de Perón, ex primera dama y una figura importante dentro del peronismo, que ha representado la lucha y la justicia social.

Bullrich poniendo el caldo de cultivo

Por otra parte, este lunes, la presidente del PRO a nivel nacional, Patricia Bullrich, el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Waldo Wolff, y los referentes nacionales de la oposición como el diputado Ricardo Buryaile, su par, el diputado Mario Arce, el senador nacional Luis Naidenoff, así como los referentes locales, realizaron un acto –que lejos de lo que ellos reconozcan como tal, ha sido- partidario, de cara a las próximas elecciones y con una Bullrich encontrándose en Clorinda, ante un panorama soñado: descontento, situación de desesperación social y la esperanza de ver en una dirigente nacional, a una salvadora.

La desesperanza social de Clorinda es tal que este lunes, le hicieron un “reconocimiento” a la periodista del canal TN Paula Bernini por su cobertura de los hechos. Y también otro reconocimiento para Pato, a quien le dieron una remera a rayas y una gorra para que se vistiera de presidiaria. Más de uno esperaba del otro lado de la pantalla que la ex ministra de Seguridad de la Nación, de tan cuestionable labor durante el mandato del presidente Mauricio Macri, se pusiera el atuendo porque iba ser la realización del meme. Y así pasó.

Pero más allá de lo anecdótico de esto, lo cierto es que en Formosa se está respirando un aire pesado que pone en alerta al país. La oposición encontró un campo fértil y parece que lo está sabiendo aprovechar, mientras          que desde el oficialismo, están cada vez más convencidos, que –disculpas mediante a Insfrán- hay que salir a bancar el modelo, hay que salir a defender a como dé lugar a la provincia de Formosa, que sienten que es la que está en peligro de verdad.

Lectores: 290

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: