Panorama Político de Formosa
Pierde la gente, ganan todos ellos

La mano que mece el colectivo: rehenes y cómplices de los negociados de unos pocos

El transporte y sus vínculos más profundos. (Dibujo: NOVA)

Los vecinos, usuarios del transporte público de pasajeros y parte del Gobierno (solo una parte) quedaron rehenes de las acciones coercitivas de un gremio que aprovecha las falencias de una empresa, que desde que llegó a la ciudad de Formosa, no ha hecho otra cosa que incumplir con lo pautado en el pliego de licitación.

Crucero del Sur dice “no tenemos plata”, UTA Formosa se pliega a lo dicho por la Central y van al paro; y la Municipalidad, que supuestamente multa a la empresa todas las veces que toman estas medidas, tampoco tiene mucho poder. Y es que es muy fácil de deducir: ¿Le creerían a un Municipio que en época de campaña pone los carteles de sus candidatos en las lunetas de las unidades de la empresa a la que supuestamente deben multar por incumplir?

Así, miles de usuarios se quedaron sin un servicio esencial. Pero diferenciemos: el reclamo de los trabajadores es justo, no vamos a caer en ese falso argumento de quienes cuentan cuánto gana un trabajador para así ponerlo frente al resto de trabajadores o de la sociedad, incluso diciendo “¡con lo que ganan, reclaman por más!”. Casualmente quienes esgrimen eso, suelen ser explotadores, casualmente…

Y la otra parte es la de un gremio que acciona de acuerdo al gobierno de turno. Un gremio que dice pelear por los trabajadores, pero tiene sus tramoyas con el poder. Mientras arreglen ellos, los trabajadores pueden esperar. En el medio, la gente… rehenes.

Es importante decir que, cuando Crucero del Sur llegó a Formosa, pugnaba por el servicio con otra empresa La Candelaria, que también ofrecía un paquete similar. Corría 2016, y los concejales que pregonaban en contra del “monopolio” de Ciudad de Formosa (del Grupo Flecha Bus).

Luego se callaron; entre ellos el camaleónico Fabián Olivera, el experto en transporte urbano en Formosa, que no dijo nada y aprobó que solamente una empresa se quede con los servicios que empezaron con el pie izquierdo: dijeron 100 colectivos que nunca pusieron en la calle; dijeron cumplir con las frecuencias, tampoco lo hicieron.  Pero Mauricio Macri, pero el Gobierno anterior; y así…

Si UTA tiene el poder que tiene es porque Crucero se deja, y si Crucero se deja dominar es porque hay un Gobierno tanto Municipal como Provincial que se lo permiten. Ganan todos ellos, pierden todos los demás. Un sobrino que incómoda.

Carlos Miguel Insfrán es bancario y es el sobrino del gobernador Gildo Insfrán, este jueves cuando La Bancaria hizo un paro a nivel nacional por el reclamo salarial, por supuesto que él, como bancario también decidió salir a marchar, con la banderita apoyando a su tío. ¿Qué tiene que ver? Sí, acá todo tiene que pasar por el gobernador y en contra de los bancos, incluido el Banco Formosa, el agente financiero del Gobierno de su tío.

Al “Migue” no le gustó la publicación del periodista, el colega Leonardo Fernández Acosta, que posteó: “En una marcha de los empleados bancarios de Formosa, iba el sobrino del gobernador, acomodado empleado del rubro.

Carlos Miguel, además se puede dar el gusto de ser empresario, bancario y protestar contra la patronal tocando el bombo, eso sí con selfies en el Instagram para no perder la costumbre. A su lado, Micaela Medina, hija del titular de la mutual bancaria, Miguel Medina. Empleada bancaria también obvio”.

Y salió a responderle tratándolo de “viejo coimero”… “Te referís a tu tío?” le contestó el periodista que encima lo invitó a participar de su programa, a lo que el sobrino del gobernador, muy educado, le dijo: “Cerrá el orto, ese programa pedorro no lo escucha nadie”. Diplomacia es lo de los Insfrán.

¿Dónde está la plata?

Y por si fuera poco, el viernes la gente del campo, de la Federación Agraria filial Laguna Naineck vino hasta la ciudad de Formosa para reclamarle al gobernador (todavía hasta entonces por Medio Oriente), para que aplique de manera inmediata la Emergencia Agropecuaria de la que ya recibió el dinero, unos 150 millones de pesos. Le piden que se tomen las medidas urgentes porque el campo no resiste la situación. Y, además, quieren que el Ejecutivo Provincial ponga más dinero de sus aportes para así tener un fondo más amplio que permita a los productores subsanar su terrible situación por los efectos de la sequía y los incendios forestales.

Vale decir que NOVA reflejó cómo el Gobierno de Insfrán pidió más dinero a Nación por emergencia cuando declaró menos hectáreas afectadas que Corrientes durante los incendios. Por lo que la pregunta que todos se hacen es: “¿Dónde está la plata?”.

Lectores: 218

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: