Panorama Político de Formosa
Reconquistar a los enojados

Insfrán: la idea es llegar Juntos a noviembre con el Frente de Todos triunfando

El gobernador Gildo Insfrán se puso la campaña al hombro y ahora que ya se conoce el pacto entre Gabriela Neme y Fernando Carbajal hay que redoblar la apuesta para reconquistar a los enojados. (Dibujo: NOVA)

Comienza octubre y la cuenta regresiva está al rojo vivo. En realidad, desde las cero horas del día 13 de septiembre comenzó a correr el tiempo de cara al 14 de noviembre, el día. En Formosa ya se definieron los nombres que van a competir por dos lugares en la Cámara de Diputados de la Nación y ya arrancó también la danza de nombres de los que van a competir a nivel local para ocupar las concejalías y los asientos disponibles en la Legislatura.

Juntos Estamos con Vos nació para hacerle frente a la lista azul de Gildo Insfrán que lleva a Ramiro Fernández Patri y Elena García como los candidatos principales que representan el modelo formoseño en esencia. Tarea difícil, porque los elegidos por el máximo mandatario provincial no son del agrado de la gente en general, pero hay que acompañar porque tienen sobre sus hombros la responsabilidad de llevar la Idea.

Juntos Estamos con Vos es la unión formal de los dos frentes opositores Juntos por Formosa Libre y Estamos con Vos, que llevaron a Fernando Carbajal y Gabriela Neme (enfrentados en las PASO) a quitarles casi el 40 por ciento de los votos que le faltaron al Frente de Todos, acostumbrado a hacer elecciones donde el piso nunca bajaba de los 60 puntos.

Para muchos es una sentencia de muerte de la oposición y para otros es una apuesta acertada. No lo van admitir desde el Quinto Piso, pero hay preocupación, ligera pero la hay. Porque lo cierto es que el frente opositor tiene más llegada en la gente que los elegidos del gobernador –alguna vez tenía que equivocarse el hombre, ¿por qué no?- y saben que el sueño de llevar los dos diputados del mismo color político es muy difícil.

Fernández Patri no convence y encima se equivoca cuando tiene que hablar. Por eso el propio gobernador decidió no hacerlo subir más al escenario, porque la vergüenza –que tampoco lo van a decir- que le hizo pasar en Pozo del Tigre la semana pasada cuando estaban inaugurando una escuela, no se la olvidan.

El gobernador igualmente tiene su fe depositada en el hombre y sabe que, por el peso de la estructura y porque, básicamente, la campaña se la puso al hombro él; va entrar al Congreso por otros cuatro años; y quizás se prepare el terreno para desembarcar definitivamente en estas tierras, tal vez como el próximo intendente o quién dice, hasta podría aspirar a algo más… Todo dependerá de Gildo.

 

Recuperar a la gente

 

El gobernador sabe que hubo un descontento generalizado porque la pandemia afectó no solo económicamente sino también en lo social, emocional y psicológico. Además, ver a los funcionarios nacionales de fiesta cuando estaba todo prohibido –y Formosa en ese aspecto fue de las provincias más estrictas, lo que permitió también tener durante casi todo el 2020 un solo fallecimiento y menos 1000 casos activos-, motivó a un enojo, a un descontento generalizado y luego, un ministro al que se “lo comió el personaje”, como Jorge González, al que tuvieron que quitar de las conferencias diarias y suspender las mismas, porque en sus alocuciones estaba yéndose de foco… hasta llegó a desafiar a uno de los candidatos a debatir… ¿debatir qué si no estaba participando de nada? Y lo peor llegó cuando comenzó a cuestionar el origen del candidato de Juntos por Formosa Libre… “no tiene sangre de quebracho, no es formoseño” se lo oyó decir en repetidas oportunidades, sin olvidar que el ministro de Hacienda y Finanzas, Jorge Ibáñez, sentado a su lado, no es de Formosa o el ahora ministro de Cultura y Educación, tampoco es nacido en estas tierras… “pará la mano”, le dijeron y lo quitaron del medio. Salió Gildo a la cancha para mostrarles cómo se hace una campaña.

Y llegaron los anuncios…

 

Así, con la seguidilla de inauguraciones de escuelas y otros edificios como Casas de la Solidaridad tanto en capital como en el interior, el gobernador salió a reconquistar a la gente.

Este jueves, anunció un 10 por ciento de incremento salarial para los empleados estatales que se suma al 42 que otorgó a principios de año; y que se terminó de cobrar el último tramo en el mes pasado; sumando así en lo que va del año un 52 por ciento de aumento; además dijo que aumentarán otros 50 por ciento todas las asignaciones familiares, un 43 por ciento el presupuesto para los comedores escolares; y el mismo jueves por la tarde, anunció que para las pensiones sociales, también habrá un incremento del orden del 10 por ciento.

Y mientras se escriben estas líneas, el Consejo de Atención Integral a la Emergencia comunicará nuevas flexibilizaciones como la extensión en el horario de atención de los bares y restaurantes; las reuniones al aire libre y el uso del barbijo en la vía pública. “Esto es porque logramos un grado de inmunización que nos permite tomarnos estas licencias gracias a la colaboración del personal de salud y de ustedes, que han esperado, que supieron entender” dijo el hombre oriundo de Laguna Blanca en el acto de inauguración de la Casa de la Solidaridad del barrio Guadalupe en esta capital.

Juntos en el horizonte

Pero decíamos al principio que en el horizonte del Gobierno está la coalición que nació esta semana. Gabriela Neme y Fernando Carbajal es la fórmula a vencer en estas elecciones complicadas, complicadas por la situación, complicadas porque la pandemia elevó el hartazgo de la sociedad hacia la clase política en general, no se salvaron ni los oficialismos ni las oposiciones; el electorado mostró ese hartazgo en todo.

De hecho, a mucha gente que votó a Neme y a Carbajal les pareció que el acuerdo no es el indicado, se sienten defraudados por quienes les dijeron que eran la respuesta y la solución, pero terminaron cediendo, como es el caso de la “mujer de las naranjas”.

Y otro jugador clave en estos comicios en la provincia será la Ley de Lemas. Ese sistema tan controversial que permite que cientos de listas compitan por separado pero a la hora de contar los votos, terminen ayudando a las listas principales a llegar al objetivo.

El oficialismo se siente cómodo jugando en ese plano, fue quien la ideó y la votó; pero en la oposición hay un juego ético raro. Por un lado la critican ferozmente pero la usan, se escudan en decir que son las reglas del juego, y la usan. Y vale decir que la ley de lemas no obliga a nadie a usarla, por eso el Partido Obrero, quien la critica ferozmente, no la usa. Son coherentes.

En cambio, en la oposición hay cuestionamientos. Carbajal, el frente de lucha en esta ocasión digo en los medios que habrá que buscar una alternativa y no usar ese mecanismo que le parece un fraude para la gente. Pero los dos popes del radicalismo y de JcX en Formosa, Ricardo Buryaile y Luis Naidenoff son los que aplican ese juego de eticidad raro: “ellos presentan 75 sublemas, nosotros apenas 30”. Porque son las reglas del juego, dicen para justificar lo injustificable.

Por primera vez en mucho tiempo, y presionado por una situación que escapa a sus manos, el gobernador sabe que en frente tiene una coalición fuerte, aunque traten de quitarle mérito, sabe que hay una fuerza que le puede discutir. Eligió mal esta vez, la lista no convence y la pandemia, no le ha favorecido. Ganará, pero quizás repita el resultado ajustado de las PASO… pero le queda tranquilidad de saber que él no compitió, que si su nombre estaba en la lista, la historia iba a ser otra.

Lectores: 441

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: