Panorama Político de Formosa
Solo fueron unos pocos

Formosa y la última marcha que no fue

La situación de la pandemia crece a pasos agigantados. (Dibujo: NOVA)

La última “marcha” que se convocó hace una semana atrás dejó en evidencia que ya la gente comprendió que en el panorama en Formosa cambió, y que el COVID no entiende de reclamos, de politiquería barata ni de oportunismos. Apenas un puñado de descreídos se juntó en la plaza San Martín y decidieron de manera racional no marchar porque la que prometió ser una gran convocatoria para reclamarle a Gildo Insfrán, terminó en un fracaso.

Pareciera que el tiempo y la circunstancia le dieron la razón al gobernador de Formosa porque a la postre el país aplicó medidas como las que ya se venían aplicando en este costado norte de la patria. Además, aunque a muchos les pese, el mandatario provincial con sus medidas ha logrado que la provincia sea la de menores contagios y muertes en el país, números; no ideas políticas, no campaña, números reales.

Las vacunas siguen llegando

Formosa sigue recibiendo dosis y continúan las campañas de vacunación contra el coronavirus para las personas adultas mayores; a la fecha ya se han aplicado más de 87 mil contando primeras y segundas dosis; y la próxima semana ya se sabe que se recibirán más.

Una reunión que descolocó a propios y extraños

Otro gesto político que dejó en off-side a varios actores, incluyendo a los del oficialismo; fue la reunión tripartita que mantuvieron este miércoles el gobernador Insfrán con los senadores Luis Naidenoff y José Mayans, ambos formoseños, pero uno de ellos, claramente identificado como el enemigo político por excelencia. Y sí, usamos la palabra enemigo porque el trato que ha tenido el sector más duro del gildismo para con el legislador, ha sido de los más bajos.

En las redes sociales muchos de los allegados y seguidores del gobernador criticaron esta reunión por considerar que no estaba bien recibir a una persona que ha promovido el contagio o que ha señalado a la provincia como un feudo.

Pero Insfrán con este gesto mostró una grandeza política pocas veces vista; tal es así que hasta el propio Naidenoff lo reconoció.

Tanto él como el propio justicialista José Mayans reconocieron que la reunión fue amena –es decir no se tocaron temas álgidos como los carteles contra la oposición, los dichos del legislador hacia el mandatario, etcétera- y hubo un pedido formal por parte del hombre Juntos por el Cambio; en realidad fue una serie de pedidos. “Le entregué una carpeta con varios puntos, cada punto está justificado pero además lo charlamos y él se comprometió a elevarlo al Consejo para evaluar cada propuesta” afirmó luego Naidenoff.

Este tipo de gestos son saludables para una convivencia democrática real en la provincia así que más allá de las chicanas en las redes sociales de algunos exégetas que son más papistas que el Papa, lo saludamos agradecidos.

Una pelea perdida o la resignación de la cordura

Los gastronómicos y los comerciantes del sector privado entendieron que esta vez, el contexto en la provincia no está para hacer marchas. Por eso quizás fueron de los primeros en bajarse de la última convocatoria. Como el propio presidente de la entidad que agrupa a los trabajadores gastronómicos lo indicara hace un tiempo. Matías Orozco dijo: “Entendemos que hoy el panorama no es el mismo que cuando hicimos las marchas, el nivel de contagio y las muertes nos tienen que hacer pensar y en vez de ir al choque, buscar el diálogo”.

Es así que ante las medidas restrictivas que se aplicaron desde Nación para todo el país por 15 días –en teoría se levantaría el próximo 30 de abril-, los comercios, los gastronómicos bajaron los brazos y se adaptaron a la realidad impuesta por las circunstancias. Y ahí están, reinventándose o cerrando, no hay grises.

Las clases, los padres y el reclamo que no prospera

Otro sector que se quedó “vacío” de argumentos para reclamar es el de los padres que piden clases presenciales en Formosa Capital. La ciudad hoy por hoy tiene el registro más alto de casos activos la provincia, con más de 1000; y también las muertes. Se ha superado a Clorinda que hasta meses atrás ostentaba ese triste registro de tener más decesos por covid.

No hay manera con este contexto de poner a los chicos en las aulas y más cuando aún resta que se inoculen más docentes.

Es la misma realidad la que fue desacreditando cada uno de los carteles que se levantaron en aquellas marchas y la que desactivó la última.

Lectores: 91

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: