Política
Protestas, represión y oportunismo político

El Viernes Negro: a una semana del día en que Formosa colapsó

Viernes Negro en Formosa. Una mujer con una bandera argentina reclama ante un vallado policial. Nadie puede explicar cómo es que todo se descontroló y hubo represión.
Hubo más de 200 personas que fueron detenidas acusadas de Terrorismo de Estado. En su mayoría eran jóvenes. A altas horas de esa noche, recuperaron su libertad.

Se cumple este viernes una semana de lo que se conocerá en la historia de Formosa como el Viernes Negro o el Marzo formoseño. El día en que todo se dio vuelta, en que las instituciones quedaron patas para arriba, en que los propios conciudadanos se atacaron entre ellos. En que los oportunistas vieron luz verde y aprovecharon. Un día triste que se recordará. Fueron muchos los que apuntaron contra el gobernador Gildo Insfrán, la prensa nacional –un sector-, las radios, la televisión y diarios. Otros, supieron diferenciar y reconocieron: No es Formosa entera la que volvió a Fase 1, solamente la Capital. No es toda Formosa la que pidió la renuncia del Gobernador, fue solamente un sector. No está todo mal. Los índices de la provincia así lo indican.

Pero de ese Viernes Negro en Formosa, quedaron muchas reflexiones. Por un lado, el reclamo justo de los trabajadores que están de acuerdo con las medidas sanitarias, que no reclaman que las levanten, que no piden que las eliminen y entienden que estamos ante una pandemia: su pedido pasa por otra parte y es, que los dejen generar sus ingresos.

Por el otro lado está el oportunismo político de algunos sectores que ante los escuálidos números que obtienen en las elecciones, buscan cualquier tipo de rendija por dónde meter sus narices cuando hay chances. Ahí entra el diputado nacional por Formosa, Ricardo Buryaile –desaparecido en todo este tiempo que duró la pandemia en la provincia- pero que vio cómo sus otros correligionarios, como el senador Luis Naidenoff empezó a mover el avispero y quiso estar presente para la foto, para los micrófonos. Un hombre que ya lleva recorriendo los pasillos del Congreso muchos años, muchos. El mismo que pide alternancia pero se desespera cuando alguna figura desea ascender un poquito. Pregúntenle sino al concejal capitalino Fabián Olivera, quien fue “forzado” a mostrarse sonriente ante las cámaras y los micrófonos a decir que iba por otros cuatro años más en el Concejo Deliberante siendo que meses atrás de las últimas elecciones ya había manifestado sus deseos de no postularse en un cargo electivo a nivel municipal y aspirar a algo más grande. Pero el Superministro, ex Superministro que se reunía todos los fines de semana en la Quinta de Olivos a atajarle penales al ex Presidente Mauricio Macri, no quería tener competencia, y como ya no tenía su cargo en la más alta esfera, fue por otro mandato más en Diputados.

Ese mismo hombre, desaparecido en acción, quería ahora mostrarse como la opción del cambio para Formosa y aprovechó la situación de desesperación de una ciudadanía como la de Clorinda para hacer actos proselitistas disfrazados de genuino interés en la causa.

De Naidenoff no se puede decir lo mismo. No al menos en su totalidad; de que sí está buscando rédito político es verdad. Pero lo hace con herramientas válidas, porque no se quedó con discursos, interpeló al Gobierno de Insfrán con quien está en las antípodas, hizo presentaciones judiciales por la gente que estaba varada, no se quedó solamente con la foto política. Estuvo en las marchas, habló ante la prensa nacional pero con argumentos, porque él estuvo, él sí se interiorizó. Y la gente se lo reconoció.

Insfrán habló

El Gobernador respondió a las críticas y tiró los números sobre la mesa. No se puede discutir lo que está a la vista y si uno analiza el cuadro completo, la razón de regresar solamente una ciudad, la capital de Formosa, a la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, tiene sentido.

No fueron 17 casos nomás los que llevaron al Consejo de Atención Integral a la Emergencia a determinar volver al ASPO. Fueron 17 que se sumaron a unos 20 más que se detectaron entre el 1 y el 2 de marzo solamente, y donde había hasta ese momento unos 30 barrios involucrados y los casos detectados fueron de personas que circulaban por la vía pública, es decir, no había nexo epidemiológico que explicara el contagio. Pero algunas voces oportunistas aprovecharon para decir ante los medios nacionales que “solo por 17 casos” Formosa se cerraba. Y hasta contribuyeron a la confusión porque decir “Formosa vuelve a la Fase 1 por 17 casos” no es lo mismo que ampliar explicando: “Formosa Capital aplica el Bloqueo Sanitario tras la aparición de más de 40 casos en menos de 3 días y sin nexo epidemiológico”. Es largo pero narra una porción de la realidad que otros medios, decidieron omitir.

Insfrán fue categórico y dijo que no le iba a temblar el pulso en seguir aplicando las medidas sanitarias necesarias para cuidar la salud de los formoseños. Y con esto envió un mensaje contundente a aquellos que lo acusaron de “dictador”, de “feudal” y de otros tantos calificativos más.

Pero la realidad de los números indica que la provincia de Formosa tiene el índice de contagios y de mortalidad más bajos de todo el país en lo que va de la pandemia. Por cada 1000 mil habitantes Formosa no alcanza los 3000 casos diagnosticados y de los casos activos, no llegan a superar los 500; y hay tan solo 21 fallecimientos.

La campaña de vacunación es un éxito

Otra de las realidades que ha mostrado Insfrán es la campaña de vacunación que comenzó con la ciudad de Clorinda, por ser la de mayor incidencia del virus y continuó luego con los Departamentos de Matacos y Ramón Lista para llegar finalmente a la capital: se vacunaron a adultos mayores y a los docentes. “Y quieren venir a enseñarnos cómo administrarnos en la pandemia. Y de dónde vienen ellos, su situación es desastrosa”, criticó el mandatario.

Algo queda claro de este Viernes Negro: quedará en la historia como el día en que Formosa mostró su peor cara. Y en la que todos, hemos sido parte de alguna u otra manera. Nunca más Formosa, nunca más entre hermanos, nunca más unos contra otros.

Lectores: 229

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: