Información General
Informe contundente

El Modelo: en la provincia 5 de cada 100 alumnos finaliza a término sus estudios primarios y secundarios

La promoción asistida es otra de las herramientas que ha venido a perjudicar la calidad del nivel educativa, haciendo pasar de curso a alumnos que no están preparados.

El Observatorio Argentino por la Educación, cruzó datos y determinó el escenario de las 23 provincias y de la Ciudad de Buenos Aires, y Chaco, Santiago del Estero y Formosa obtuvieron las tasas más bajas de todo el territorio.

En la Argentina, un estudiante que termina la escuela secundaria en el tiempo previsto y con niveles eficientes de Lengua y Matemática es un caso llamativo: sólo lo logra el 16 por ciento de quienes ingresan a la escuela primaria. En algunas provincias, ese estudiante que tarda 12 años -y ni uno más- en pasar por la primaria y la secundaria y egresa con conocimientos suficientes es, más que un caso llamativo, una excepción en medio de la debacle crónica del sistema educativo argentino.

Chaco, Santiago del Estero y Formosa son las tres provincias con peores resultados: sólo 5 de cada 100 estudiantes consiguen ese objetivo. Debería ser la trayectoria garantizada por el Estado porque el derecho a la educación se cuenta entre los más fundamentales, pero se trata de casos cada vez más aislados.

Los datos son el resultado de una investigación del Observatorio Argentinos por la Educación, que cruzó la información sobre desgranamiento escolar -que se produce cuando un estudiante repite de año o se desvincula completamente de la escuela- con los resultados de las pruebas Aprender 2019. En ese estudio, el observatorio determinó el escenario de las 23 provincias y de la Ciudad de Buenos Aires, y Chaco, Santiago del Estero y Formosa obtuvieron las tasas más bajas de todo el territorio.

En discusión la calidad

Otra cuestión que no se detalla en el informe pero que está presente es sobre la calidad educativa. Son muchos los padres y hasta los docentes que hablan del nivel educativo que se maneja casi en todo en el país, pero sobre todo en Formosa, donde con la famosa “promoción asistida”, resistida por gran parte de la comunidad educativa, los chicos terminan pasando por la primaria y la secundaria sin tener comprensión lectora en el mejor de los casos, pero hay quienes ni siquiera leer saben. Y así se topan en la universidad con un muro infranqueable y cosechan decepciones.

Son frutos del Modelo Formoseño, del que pregona un ministro de Cultura y Educación, como Luis Basterra, quien está puesto ahí por ser un “compañero y militante”, ya que su experiencia en el área es nula: es ingeniero agrónomo.

Así las cosas, estos números son contundentes y debe preocupar sobre todo si, como dice siempre Gildo Insfrán, el nuevo rostro de la Justicia Social son los niños…

Lectores: 690

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: