Panorama Político de Formosa
Investigación

Desconectados de la realidad y subidos al avión de la soberbia

La reunión del Norte Grande donde se congregaron 9 gobernadores del NEA y el NOA tuvo la excusa de plantear un reclamo genuino. (Dibujo: NOVA)

La reunión del Norte Grande donde se congregaron 9 gobernadores del NEA y el NOA tuvo la excusa de plantear un reclamo genuino: más recursos y obras para sus provincias, sumidas algunas de ellas en la pobreza más grande. Pero así también, nos mostró a todos la desconexión que tienen los funcionarios políticos de la realidad del país.

En un contexto en el que se plantea achicar el gasto público, los señores no son capaces de tomarse un avión de línea comercial como cualquier otro mortal. Ellos despliegan su opulencia de la manera más obscena y en una provincia como Formosa que posee los índices de pobreza más elevados.

La contradicción de siempre pero expuesta de una manera tan asquerosa: el aeropuerto de Formosa era un desfile de jets privados.

Sin distinción, ninguno de los mandatarios que vino a la reunión de este martes en Formosa, al XI reunión del Norte Grande, pagó un pasaje aéreo de Aerolíneas Argentinas y ni hablar, de una Low Cost como Fly Bondy. Todos, peronistas y radicales, pagaron aeronaves privadas para trasladarse con costos que rondan los 20 mil dólares.

Así lo denunció en sus redes sociales, la diputada provincial Gabriela Neme, quien refirió en medios nacionales que “esto es el festival del crecimiento del gasto público, de la obscenidad”.

“Para el pueblo nada, para ellos, todo. Son gobernadores de las provincias más pobres del país, pero cada uno vino en sus aviones privados”, señaló Neme, mostrando el desfile de jets privados aparcados en la pista de aterrizajes del Aeropuerto Internacional de Formosa "El Pucú".

Mientras los gobernadores como Gildo Insfrán, Gerardo Zamora, el propio Raúl Jalil o el mismísimo, Jorge Capitanich, tienen los índices de pobreza más elevados, ninguno gasta jamás un peso de sus bolsillos para sacar un pasaje aéreo como cualquier ciudadano común, en Aerolíneas, de la que dicen ser férreos defensores como la aerolínea de bandera del Estado.

Con la frase hecha de “la patria es el otro”, siguen mostrando obscenamente cómo están alejados de la realidad.

“En Formosa hay contenedores de basura llenos de gente que está buscando para comer”, aseguró Neme y se cuestionó e interpeló no solo a la clase política sino también a la sociedad en general. “Yo me incluyo, pero tenemos que denunciar, tenemos que comprometernos porque esto pasa porque lo permitimos nosotros”.

Gabriela Neme denunció al gobernador Gildo Insfrán el año pasado por los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y por la violación de la ley penal tributaria, cuando se conoció que el mandatario provincial utiliza aviones privados, cuyo valor de cada viaja oscila entre los 20 a 30 mil dólares.

Y dijo que “soy una convencida de que esto está cambiando, y aunque a algunos no nos dé la capacidad física quizás para ver el cambio, estoy segura que Formosa está en el amanecer de un nuevo comienzo, de su hora más oscura. Y sueño con ver a todos los responsables de este robo a la sociedad, presos y presas”.

Los nacionales y populares

El jefe de Gabinete, el gobernador de Tucumán en uso de licencia, Juan Manzur, trajo consigo a los ministros Daniel Scioli, Eduardo “Wado” de Pedro y Matías Lammens en un Lear Jet 60 de Tucumán, avión sanitario de esa provincia.

Por otra parte, el gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales rentó (aproximadamente unos 20 mil dólares por viaje) un Lear Jet 31 de Jujuy.

El gobernador Gerardo Zamora, de Santiago del Estero usó un Lear Jet 45 de esa provincia, Raúl Jalil de Catamarca, vino en un Lear Jet 75 de esa provincia; y Ricardo Quintela, de La Rioja usó un Cesna 650 y Gustavo Sáenz vino también en un Lear Jet privado.

Lectores: 330

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: