Política
Gira por el interior

Campaña de odio: Insfrán ahora atacó a Félix Díaz y dijo que "por más que quiera ser porteño, va a seguir siendo indio"

Félix Díaz se ha vuelto con el tiempo una figura que incomoda siempre a Gildo Insfrán, él mismo lo arrastró a la palestra política y cuando tomó vuelo, no lo soportó. Todo el tiempo que puede, lo ataca. (Dibujo: NOVA)

El gobernador Gildo Insfrán, que viene protagonizando día tras día desde que empezó su “campaña por el oeste” para trata de recomponer su relación con las comunidades originarias; y que sin embargo, pese a los discursos y la perorata del “amor vence al odio”, destila bronca y más, como cuando insultó a los porteños, y tras la repercusión, tuvo que recular e intentó aclarar que “lo decía por la oligarquía”, otra vez, mostró la hilacha, como dicen las abuelas, y esta vez, se ocupó de una figura que siempre le ha incomodado, y con el correr del tiempo, se encargó de subirlo a la palestra política: Félix Díaz, de la comunidad Qom.

"Yo nací al lado de la colonia Primavera. Tengo la única desgracia de tenerle a ese tipo que se llama Félix Díaz y que es de ahí. Que no es de ahí tampoco, porque no es nacido ahí, él es nacido en otro lugar que se llama Tuyuyú", comenzó Insfrán en un acto de los tantos que lleva por el oeste.

"Pero ahora resulta ser que es macrista y desde allá le llaman por teléfono. Ese es el dirigente que les maneja a ustedes, déjense de embromar", agregó.

"El tipo vive allá y dice: 'Estamos haciendo gestiones' y no sé qué... Mentira es todo, es todo mentira. No les va a traer ninguna solución, él hasta a su familia dejó, ahí está su familia en La Primavera", continuó.

Y ahí fue cuando lanzó el exabrupto: "Ya se volvió porteño, pero los porteños nunca lo van a aceptar, por más que él quiera ser porteño, va a seguir siendo indio...".

El hombre que minutos antes o minutos después vuelve a usar palabras como “el amor vence al odio”, o “traemos el mensaje de unidad”, usa la condición de una persona como insulto, su origen como un agravio. Definitivamente, como alguien definió por ahí, Insfrán está totalmente desgastado en cuanto a lo que hace a la política, y el que siga gobernando se debe a que supo construir una estructura que lo sigue cobijando con las tramoyas que ya todos conocemos.

Lectores: 823

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: