La Provincia
Lo denuncia Natty Petrosino

Ayuda a los Wichis: fue a llevar donaciones a Formosa y terminó con una causa penal

La referente bahiense de 82 años que asiste a las comunidades Wichis hace 25 años denunció hostigamiento de la policia.
Natty Petrosino, en una de sus visitas a la comunidad Wichi en Formosa.

Natty Petrosino, la referente social de 82 años que asiste a las comunidades Wichis del oeste formoseño, se encuentra sujeta a una causa penal en la provincia de Formosa donde llegó con dos camiones repletos de mercadería, alimentos y ropa, para distribuir entre los pueblos originarios.

Petrosino oriunda de Bahía Blanca se instaló en la comunidad a fin de brindar ayuda a los Wichis de Formosa donde construye cientos de viviendas, salas de primeros auxilios y escuelas desde hace 25 años.

Desde Divisadero, ubicado a 60 kilómetros de Ingeniero Juárez, los pueblos originarios solicitaron comida y ayuda a esta activista que cada año les acerca donaciones. En un año de una enorme crisis económica y social, la ayuda era urgente.

Petrosino, sus colaboradores y los camioneros ingresaron a la provincia de Formosa hace más de una semana con los permisos correspondientes del "Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19", los que en ningún momento fueron requeridos por las autoridades, y con hisopados negativos, afirmaron desde su entorno.

Luego de ser patrullados hasta Divisadero, donde descargaron la mercadería, "los conductores fueron detenidos al salir y se les hizo saber que tanto ellos como Natty Petrosino y Marcos Molina, su colaborador, enfrentaban causas judiciales en el Juzgado de Instrucción Correccional de la Tercera Circunscripción judicial de la provincia de Formosa, Incidente n° 1747/20, por Infracción al art. 205 del C.P.A".

Los camioneros fueron llevados a la ciudad de Laguna Yema donde, luego de ser detenidos se les realizó un hisopado y debieron hacer un aislamiento obligatorio para poder abandonar la provincia. El resultado de ambos hisopados fue negativo y la jueza interviniente decretó la excarcelación.

Posteriormente fue solicitada la eximición de prisión para Natty Petrosino y Marcos Molina Baker, la que fue oportunamente concedida por la magistrada.

Hace dos días, Marcos Molina Baker junto a Norberto Martínez dejaron la comunidad de Divisadero para ir a Ingeniero Juárez a comprar materiales para la construcción de una cabaña, y fueron abordados por la Policía Provincial quien los detuvo a fin de que se realicen hisopados y se les ordenó el aislamiento preventivo.

fueron llevados en un patrullero al centro Parador 28 en cercanías al Bañado a Estrella a más de 200 km. de Divisadero.

"Marcos Molina padece una severa afección de salud por la que debe tomar una medicación permanente que no llevaba consigo al momento de ser detenido encontrándose en situación a riesgo. A su vez, Norberto Martínez, quien reside en la comunidad de Divisadero, se encuentra a horas de que su esposa dé a luz", aseguraron colaboradores de Petrosino.

Molina expuso que "el centro de aislamiento no cuenta con las condiciones mínimas, ya que en las habitaciones están alojadas más de 10 personas juntas, lo que coloca a los aislados en riesgo de contagio".

Desde el entorno de la activista apuntan a Rafael Silva, coordinador sanitario de la región, de lo que están padeciendo.

Una de sus colaboradoras es Gabriela Arias Uriburu, quien se hizo conocida en la década del 90 luego de que su marido musulmán le secuestrara a sus tres hijos y nunca más la dejaran verlos. En diálogo con Clarín, contó que Natty "le mandó un escrito al gobernador Gildo Insfrán, diciéndole que iba a entrar a la provincia y ese procedimiento de entrada fue perfecto". El problema ocurrió después cuando los camioneros dejaron Divisadero y fueron notificados de la acción penal.

"El gobierno de Insfrán realiza la denuncia porque dice que Natty tiene que estar aislada, pero lo hace después de autorizarle el ingreso sin problemas", dijo Arias Uriburu.

Lectores: 775

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: