Panorama Político de Formosa
Crítica

Aduladores que son lastres

En sus pueblos hay problemas de provisión de agua potable, la dignidad de la vivienda propia sigue siendo para muchas personas una quimera. (Dibujo: NOVA)

En sus pueblos hay problemas de provisión de agua potable, la dignidad de la vivienda propia sigue siendo para muchas personas una quimera; en épocas de elecciones son sometidos a participar de sorteos paga ganarse un auto O Km (sí, hubo un jefe comunal que prometió en campaña a la gente que si lo votaban y era elegido ganador, haría un sorteo de un auto 0 Km); no tienen dinero genuino porque más allá de que son autárquicas las administraciones de sus localidades, todos dependen de la Coparticipación Provincial que viene del Poder Ejecutivo Provincial.

Mario Brignole, de El Colorado, un señor feudal que ha puesto a la administración comunal como una sucursal de una pyme familiar en la que la Ley de Municipios se la pasa por donde el sol no le da, y nombra a sus parientes en todos los cargos habidos y por haber.

Manuel Celauro, un empresario comercial que saca fotos contando la plata descaradamente mientras su ciudad lleva 200 días bloqueada, sin poder hacer una vida normal y además; desaparece cuando más su pueblo lo reclama. Durante las protestas que se realizaron por parte de los vecinos de Clorinda para pedir el desbloqueo o terminar con la situación de incertidumbre a la que se sienten sometidos; el hombre de los bigotes prominentes, que antes caía muy simpático en la opinión pública vio su imagen derrumbada y alguien le aconsejó que se guardará. Cada vez que hablas la embarras, así que mejor, callarse. ¿Mejor? Quien quiera que le haya dado ese consejo, no conoce mucho de política.

Raúl Antonio D’zakich, de Palo Santo. El hombre que le mandó a hacer el homenaje en vida que quizás Gildo más haya repudiado. Un muñeco horrible que le daba la bienvenida en 2011 a todos los visitantes al predio de Laguna Blanca –la tierra del gobernador- donde se estaba llevando a cabo otra edición de la Fiesta del Pomelo. Dicen que al residente del Quinto Piso le molestó tanto esa efigie hecha de mala gana que dio la orden inmediata de retirarla.

Pero este personaje no se queda solamente allí. Eso es menor al lado de lo que ha hecho hace no menos de un año atrás. Cuando invadió, sí, usurpó el campo de una familia con las máquinas del municipio. “Acá pareciera que todo lo que él decide, es suyo porque sí”, dijo un vecino palosanteño cuando narraba este hecho.
Además, y ya en tiempos de pandemia, D’zakich fue uno de los genios que se imaginó que poniendo barricadas, montículos de tierra en su ciudad, evitaría que la gente saliera o entrara para así evitar que el Coronavirus ingresara. Sin importarle la Constitución Nacional que prohíbe las fronteras internas.

Atilio Basualdo, un hombre que llegó al poder en 2015 y que desde entonces, como los Brignole, quiere dejar una dinastía en Las Lomitas. Su hija, su hijo, su mujer y la nuera; todos son “administradores” de la localidad del oeste provincial.

Basualdo basa su manera de gobernar Las Lomitas en la exaltación de su figura, y su hijo, Pablo; quien en 2015 se convirtió en el concejal más joven de la República Argentina, sigue su ejemplo. Los dos se encargan de ponerle el sello de agua a todas las fotos que suben a sus redes sociales como si el cargo que ostentan fuese una designación divina: “Pablo Basualdo concejal”, “Atilio Basualdo Intendente”.

Su hija, Vanina, es la administradora de la empresa que le brinda el servicio de telefonía, internet y cable al pueblo lomitense, y la madre de los dos jóvenes; Vanina y Pablito; puso su domicilio como la “oficina” de la empresa que maneja La Vani.

La vida de lujo que llevan y los gastos que hacen desde la caja del municipio; por ejemplo en 2019, la ciudad se dio el gustito de contratar a la influencer y mediática Sol Pérez para hacer la conducción de los Corsos y meses después, había un centenar de quejas por la mala calidad del agua o por la falta total del suministro. “Pedile agua a Sol Pérez” había un slogan que estuvo dando vueltas por las redes.

Insfrán es un gobernador que pese a sus medidas ha sido un administrador admirable. Un estratega; no necesita que un montón de estos lastres firmen un documento dándole su respaldo o declarando persona no grata a un legislador nacional para congraciarse con él.

Lleva 25 años administrando la provincia y pese a quien le pese; lo ha hecho bien. Ha construido viviendas, le ha otorgado a la comunidad aborigen un trato digno; es una de las administraciones que más edificios educativos ha hecho.

No necesita que personajes como los descritos anteriormente le brinden su apoyo porque más que apoyo, podrían terminar siendo un lastre. Por algo, dicen muchos, el Gobierno todavía no piensa en el retiro, porque mira alrededor y ve el campo seco.

Lectores: 337

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: