Política
Miles de usuarios afectados

La provincia próspera se quedó sin colectivos urbanos en la capital porque no hay combustible… y previsión

Miles de usuarios ya venían sintiendo el impacto de la reducción del servicio de colectivos urbanos desde el sábado de la semana pasada, pero este lunes directamente no salieron las unidades.
Los minibuses del servicio diferencial de la comuna capitalina Punto a Punto, salieron a tomar las dos líneas más demandadas para alivianar la exigencia de los usuarios.

Crucero del Sur venía avisando que se estaba quedando sin gasoil a la comuna capitalina y al gobierno provincial, los entes con los que trabaja porque uno le entrega un subsidio millonario, y el otro es quien le dio la ordenanza para que puedan trabajar, pero no fueron escuchados. No hubo previsión, primero, desde el sábado se trabajaba con un servicio de emergencia, sacando solamente 4 unidades por línea, pero ya este domingo por la noche, el gerente César Aguirre, dijo que si no conseguían el gasoil, este lunes no habría colectivos en la calle: y así pasó.

Miles de usuarios de la ciudad de Formosa se quedaron sin el servicio de transporte urbano de pasajeros porque los coches de Crucero del Sur no tenían combustible. Si bien es una situación crítica que están viviendo varias empresas en todo el país, eso no los exime ni a los gobiernos provincial y municipal, que ante la falta de previsión, dejaron que esta situación llegara a este nivel, dejando a los vecinos a pie.

Parche

Por otro lado, desde la comuna que comanda Jorge Jofré y a través de la gestión del subsecretario de Transporte y Emergencia, José Olmedo, dispusieron de manera excepcional, que los colectivos del servicio diferencial que tiene la comuna, Punto a Punto, tomaran la dos líneas más solicitadas por la gente (40 y 90) para así, al menos, alivianar la exigente demanda diaria de los usuarios.

Un caos innecesario y una permisividad cómplice

Esta vez, no se le puede caer con todo a la empresa de capitales misioneros, porque se quedaron sin combustible. La situación coyuntural en el país es acuciante para todos y, además, avisaron lo que estaba pasando. Falló la Municipalidad, falló la Provincia, falló Nación que le debe partes de subsidios millonarios a las empresas. Fallaron todos, y dejaron pagando al vecino, como siempre.

Crucero del Sur es una empresa que empezó mal pisada, aunque el propio intendente dijera que arrancó bien. Porque si el pliego dice poner 100 unidades y en la calle hay 70, ya se incumple, si las frecuencias no son las estipuladas, se está fallando. Pero la Municipalidad no controla… ¿tendrá algo que ver que en épocas de campaña figuran las fotos del intendente y sus candidatos? Quizás.

El caos que se generó fue increíble, debido a que las unidades de Punto a Punto son colectivos que se usan para hacer viajes de mediana y larga distancia, son minibuses, por lo que no están adaptados con las máquinas validadoras que hacen la lectura de la tarjeta SUBE. Si bien se acordó que los usuarios pagaran el precio del boleto del colectivo urbano, por única vez, lo cierto es que debieron hacer de contado efectivo. Y para muchos resultó una verdadera complicación.

También muchos chicos y docentes, así como trabajadores, llegaron tarde a sus lugares habituales ya que solamente se sacaron 4 coches para hacer las dos únicas líneas que se tomaron.

Según indicó el gerente de la empresa, este mismo lunes debía llegar el combustible y así, podrían salir a prestar el servicio nuevamente, pero pasadas las 12 del mediodía de este lunes, no había todavía novedad al respecto.

Lectores: 365

Envianos tu comentario